EL ORDEN DIGITAL

lunes, 18 de agosto de 2014

PROFUNDO RECHAZO DE PUERTO DESEADO A PROSPECCION SISMICA EN EL GOLFO SAN JORGE

Los integrantes del Consejo Municipal Pesquero elevaron una carta a las autoridades de la provincia del Chubut manifestando su oposición a la prospección sísmica que quieren realizar las petroleras en el Golfo San Jorge.

La emisiva expresa su malestar ante esta posible acción del Gobierno chubutense y quiere evitar, precisamente que la misma sea aprobada.“Los actores firmantes miembros del Consejo Municipal Pesquero (CMP) manifiestan su oposición a la prospección sísmica, el daño ambiental y social que genera a nuestras comunidades no se repara con magros subsidios, los cuales los rechazamos totalmente” expresa la carta firmada por doce miembros de la comisión pesquera.

 Más adelante continua: “asimismo consideramos que las políticas de estado tienen que estar orientadas al cuidado de los recursos que son renovables (pesca) por encima de los recursos que no lo son”. Recordando además que el convenio del Golfo, aunque no se menciona específicamente otra actividad que no sea la pesquera dice en su primera cláusula“lograr la explotación ecológicamente sustentable de los recursos vivos”.

En tanto en la cláusula quinta dice “…a los fines de la protección del recurso en su jurisdicción cada parte podrá disponer las medidas de veda, reglamentación sobre artes de pesca, penalización sobre capturas de fauna acompañante y demás materias vinculadas que juzgue convenientes…”.

 Los firmantes consideran que debido a estas cláusulas si una provincia tiene prohibido las prospecciones sísmicas por el daño ambiental que produce sobre el recurso de una actividad productiva del cual viven muchas ciudades costeras, la otra tiene que tener una política acorde máxime cuando se tiene recursos y jurisdicciones compartidas y un futuro que tiene que ser de un crecimiento armonioso y complementario.

 Por último reiteran una vez más “su profundo rechazo a esta prospección, ya que quedó demostrado años atrás el daño y el paro de actividad del sector pesquero portuario que produjo, afectando a 2000 familias en forma directa (estibadores, apuntadores, guincheros, maquinistas, camioneros, marineros, empresas de servicios, y personal de plantas pesqueras) y el daño a la economía denuestra ciudad que es dependiente de la actividad pesquero-portuaria”.