EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 20 de agosto de 2014

CARLOS SANTI: "LA PROSPECCION SISMICA TRAICIONA EL ESPIRITU DE LA LEY Y NO QUEREMOS MAGROS SUBSIDIOS QUE NO SIRVEN PARA NADA"

Carlos Santi, integrante del Consejo Asesor Portuario de Deseado, avaló totalmente el documento emitido el pasado viernes en forma unánime, rechazando categóricamente la posible prospección sísmica en el golfo San Jorge. «El Gobierno, especialmente el de Chubut, tiene que decidir si prioriza las actividades que son de recursos renovables o actividades de recursos que no son renovables, como el petróleo o cualquier mineral que haya que extraer desde el mar, y nuestra defensa tiene que ser la continuidad de una economía basada en recursos renovables como el langostino, que está moviendo toda la economía de Puerto Deseado», afirmó.


En este contexto planteó que la prospección sísmica «viene a repercutir negativamente no solo sobre la actividad sino sobre el recurso, por lo que se está traicionando el espíritu de la ley que rige el Convenio del Golfo».

Falta de políticas
Reconoció que «hay algunos sectores de Caleta Olivia que con un subsidio dejarían hacer la prospección, pero en Deseado nos oponemos todos los sectores vinculados con la actividad pesquero portuaria, no queremos esos magros subsidios que no sirven para nada, porque aparte deja un montón de gente afuera, como camioneros, comerciantes y otros».
«Deseado vive de esto, no es como Comodoro o Caleta, que tienen al petróleo como actividad principal y la pesca es complementaria... nuestra actividad principal es la pesca», enfatizó, agregando que «la pesca es lo que nos ha venido salvando, y la naturaleza nos viene salvando porque en los últimos años ha aumentado la cantidad de toneladas de langostino que se están extrayendo, a pesar de haber disminuido la flota, y el calamar se ha comportado bien, ha salido mucho en el sur». «La naturaleza sigue siendo la gran benefactora de las actividades en Deseado, y no porque haya políticas provinciales o nacionales que ayuden a apuntalar esta actividad», reflexionó.

Mentiras sobre Vieira
Consultado sobre la confusa y dilatada situación de la expropiada pesquera Vieira, Santi dijo que «fue la crónica de un final anunciado, ya que el balance deja una planta deteriorada, los barcos deteriorados, malas decisiones en el camino, mentiras de que ya iban a salir los barcos poteros, que iban a salir los barcos tangoneros, que le íbamos a vender a Carrefour, que íbamos a vender los productos en La Anónima, todo anunciado con bombos y platillos, y toda esa mentira se desmoronó».
«Es tristísimo, porque se ha perdido demasiado tiempo, como lo que ocurrió hace unos días con ese pescado en descomposición, que genera un daño ambiental terrible, que se tiró a cielo abierto y nos abre un interrogante al pensar que con treinta años de actividad pesquera no hemos podido hacer una planta de harina para los desechos de la pesca... no sé si es rentable o no, pero sé que es necesario y si no es rentable, debe hacerlo el Estado», indicó añadiendo que «todo eso es una cadena de no cuidado del medio ambiente».

Puntos importantes
Subrayó que «en cuanto a las decisiones políticas sobre Vieira, nos van a dejar un montón de gente que viene con la espada de Damocles sobre su cabeza, que no sabe si va a cobrar el subsidio, el ocio que los está matando y les genera problemas psicológicos, no tienen los aportes jubilatorios ni para obra social... la OIT habla de los ambientes insalubres y cómo repercuten en el trabajador; cualquier arreglo que hagan debe tener en cuenta dos puntos fundamentales: no olvidarse de la gente y sus aportes, y que los barcos sigan teniendo como base a Puerto Deseado». «No vaya a ser que venga alguien de Mar del Plata a hacer un convenio y llevarse los barcos», puntualizó, acotando que «hay que tomar la mejor decisión consultando a la gente, sea que vuelva Vieira o que se haga cargo otra empresa, y hacer algo para que esa planta siga produciendo, porque así lo que hemos hecho es perder dos años, favoreciendo el drama social de la gente y un deterioro de todo el aparato productivo de una empresa que fue modelo».