EL ORDEN DIGITAL

lunes, 14 de julio de 2014

17 HORAS DE TRAMITES PARA DERIVAR UN PARTO PREMATURO A COMODORO


Deseado sigue soñando con una Neonatología

Bautista, un bebé de veintidós semanas de gestación nació este viernes en el Hospital Distrital de Puerto Deseado. La derivación sufrió muchas idas y vueltas durante diecisiete horas. El director del nosocomio insiste con las gestiones para radicar profesionales neonatólogos y evitar estos riesgos.   


El director asociado del Hospital Distrital de Puerto Deseado, Carlos Schenone, confirmó las peripecias que se vivieron frente a la necesidad de una derivación, entre la noche del jueves y la tarde del viernes. Todo comenzó con la internación de una joven embarazada con una amenaza de parto prematuro, alrededor de las veinte del jueves.
    "En un primer momento se trató de derivar porque el parto estaba a punto de producirse y era un bebé muy prematuro, por lo que comenzamos las gestiones correspondientes, ya que la joven tenía el Plan Nacer, por lo que el Hospital debe hacerse cargo de derivar a la complejidad que requiera la paciente", explicó el facultativo, aclarando que "no se  consiguió en Zona Norte, en Caleta Olivia ni tampoco en Comodoro Rivadavia... en un primer momento  la iban a aceptar en la Clínica del Valle pero después no, hasta que activamos la gestión para Río Gallegos, donde nos confirmaron que había cama, y se empezó a tramitar el avión sanitario".
   
    "Demasiado tormentoso"
    Relató que "a partir de ahí nos solicitan una serie de documentación que tenemos que remitir, y ahí aparece que el niño tiene obra social porque su papá tiene obra social, y por ley cuando una persona tiene obra social su hijo también tiene, por lo que volvió todo atrás y hubo que tramitar de nuevo pero con OSECAC a nivel nacional... estuvimos hasta las tres y media de la mañana, con papeles, idas y vueltas, sin respuestas; nos dijeron que nos iban a confirmar en la mañana, y a partir de las siete el servicio de  derivaciones consultó nuevamente, sin respuesta". "Fue muy tormentoso para nosotros y para la gente de Derivaciones conseguir esta derivación, que requería el avión sanitario, porque es un traslado muy largo", resumió Schenone.
    Finalmente, luego de diecisiete horas de gestiones, lograron un espacio en la Clínica del Valle. "Lo bueno de esto es que el bebé nació en un parto que no tuvo complicaciones, pero es demasiado tormentoso", reiteró.
   
    Neonatólogos
    El directivo reflexionó luego: "es por esto que yo insistí mucho y sigo insistiendo en lo que nos afecta la distancia, y en que cuántos más servicios se le puedan prestar a la población, mucho mejor". "Así como fue un sueño tener una unidad de terapia intensiva, que ahora la tenemos funcionando, y con muy buen equipamiento, nosotros tenemos una sala  pequeña con equipamiento muy bueno para Neonatología, pero nos faltan profesionales neonatólogos", aseverando que "se va a seguir gestionando, y el día que consigamos neonatólogos tendremos nuestra Neonatología y estas situaciones se evitarían".
    "Nuestro Hospital es el que más convocatoria de médicos tuvo en la Provincia, y eso todo el mundo lo sabe, porque no es fácil conseguir veinticinco profesionales, aunque algunos se hayan ido; hemos mejorado muchos servicios pero cuesta muchísimo conseguir profesionales", explicó el Dr. Schenone, señalando que "el tema de derivaciones me molesta mucho, porque estamos horas llamando y llamando, y en este caso esta criatura nació muy bien, pero un parto prematuro, de veintidós semanas, es una caja de cristal, se puede descompensar en horas, y nosotros nos basamos en lo que sabemos, en la experiencia y en la bibliografía". "Las derivaciones son muy complicadas y nos cuestan muchísimo; ojalá que en poco tiempo podamos celebrar la inauguración de una Neonatología", finalizó.