EL ORDEN DIGITAL

lunes, 28 de abril de 2014

PARA CONOCER MEJOR PUERTO SAN JULIAN, SU PASADO Y SU PRESENTE

Historias y memorias

Puerto San Julián, ubicado sobre la costa de una protegida bahía del Atlántico Sur, parece un mundo aparte. Uno realmente no sabe si es que hay tanta historia allí o si han sabido contarla como pocas ciudades de la Patagonia lo han sabido hacer. Crónicas de Hans Schulz para B2000.
Puerto San Julián
Tantas historias, tantas memorias
I
Una ciudad en Patagonia
Puerto San Julián, ubicado sobre la costa de una protegida bahía del Atlántico Sur, parece un mundo aparte. Uno realmente no sabe si es que hay tanta historia allí o si han sabido contarla como pocas ciudades de la Patagonia lo han sabido hacer. 
Conocí la ciudad décadas atrás, sin la réplica de la Nave Victoria al final de la costanera y sin la visible presencia que la minera Cerro Vanguardia tiene en la actualidad. San Julián es una ciudad llena de sol y tiene calles de una amplitud inimaginable. Yo creo que es parte de su herencia rural, un resabio de los viejos tiempos en que los grandes arreos de ovejas llegaban al puerto  por la avenida central. ¿Será así? 
En uno de mis viajes, el del año 2001, se celebraba allí el centenario de la ciudad y pude comprar entonces dos completos volúmenes sobre su historia que incluían una extensa información sobre la histórica económica de la región como también sobre las familias del lugar y sobre la sociedad en general. (1)
En mis últimos dos viajes no me fue tan fácil obtener libros e incluso diarios regionales de papel. La respuesta fue siempre la misma: -"está todo en internet". Y yo me pregunto: ¿Estará todo en internet?  ¡Vaya uno a saber! 
En este último viaje, en él que nos esperaba el encuentro regional de productoras/es que se llevó a cabo el viernes 4 y sábado 5 de abril de este año, 2014, con la finalidad de sentar las bases de una red de mercados asociativos en el marco de una estrategia para el desarrollo patagónico, las autoridades de la ciudad nos agasajaron con profesionalismo y amabilidad y pudimos conocer en forma más íntima el entramado económico y social de la misma.   
Gracias a las sugerencias del licenciado Javier Vaca, Secretario de Desarrollo y Promoción, no sólo conocimos nuevos lugares y personas que de otra manera no hubiéramos podido conocer, sino que también nos familiarizamos con el "Plan Participativo de Desarrollo Sustentable de Puerto San Julián y su zona de influencia". El plan se extiende hasta el año 2020 (500 años desde la primera misa en 1520)  y en él la ciudad de San Julián es definida como una ciudad "del encuentro y la diversidad natural, cultural y productiva". (2) 
El plan estratégico elaborado por la Agencia de Desarrollo local y con palabras introductorias del Intendente Nelson Gleadell está incluido en forma sintética en un folleto-guía de 22 páginas que nos obsequiaron al llegar. Si bien San Julián es una ciudad puerto mucho más pequeña que Bariloche y está ubicada en la estepa patagónica, el ejido es de alguna manera similar al nuestro, ya que además de las áreas urbanas de baja, media y alta densidad contempla vastas reservas y áreas naturales protegidas y además polos de atracción turística. 
Todas las ciudades tienen problemáticas similares y planes para abordarlas pero pocas veces tuve en mis manos un folleto tan claro y conciso como el que publicó la ciudad de San Julián en 2008, a cinco años de su presentación pública en el año 2003.
A través de un análisis histórico y político el plan de desarrollo detalla las potencialidades de la ciudad y su región, tanto las naturales como las culturales y las productivas, y a partir de allí propone una matriz diversificada para el futuro. En pocas palabras habla que sólo así se puede crear sustentabilidad social, ambiental, económica e institucional.  
¡Qué bueno si nosotros en Bariloche tuviéramos la capacidad de síntesis para  publicar un folleto de pocas páginas en el cuál estén detalladas todas nuestras potencialidades y también nuestro plan estratégico para los próximos 10 años! ¿Es eso tan difícil?
II
Historia en movimiento
La historia "vieja"
En cuanto a la historia en un sentido global, Puerto San Julián le lleva una ventaja a todos los rincones de la Patagonia porque se cruzó con ella en una fecha tan temprana como lo es el año 1520. Allí recaló Magallanes y su flota para pasar el invierno, allí celebraron los europeos su primera misa y allí también corrió la primera sangre entre los europeos y nuestros habitantes originarios. Finalmente, al reanudar el viaje y luego de ejecutar a algunos de los suyos, los "civilizados", con una artera traición se llevaron a unos nativos en sus barcos como trofeo. 
En la fecha en que estuvimos en San Julián un nutrido grupo de turistas españoles celebraba un Congreso Anual de las Sociedades Españolas bajo el lema de "Rumbo a los 500 años de Hispanidad en la Patagonia". Por otro lado, las autoridades del Turismo local promueven un proyecto turístico que una a todas las ciudades-puerto del mundo que Magallanes tocó a lo largo de su expedición. 
Para recuerdo de estas vicisitudes la ciudad inauguró una réplica de la Nave Victoria en tamaño real al final de la avenida principal en el año 2005. Es una de sus grandes atracciones.
También Sir Francis Drake, el corsario inglés, invernó en la bahía en el año 1578, para continuar luego en lo que sería la segunda circunvalación del globo. En extraña similitud con lo ocurrido en el año 1520 también en 1578 hubo ejecuciones y un encuentro víctimas mortales entre ingleses y nativos. De estos sucesos poco se cuenta en Puerto San Julián y no pude averiguar cuáles son las razones. 
Dos siglos después, en el año 1780, una nueva expedición española bajo el mando de Antonio de Viedma funda la Nueva Colonia de Floridablanca, de corta duración ya que el fuerte y la colonia son abandonados en el año 1784. Hay una sala dedicada al tema en el Museo de los Pioneros "Rosa Novak de Hoffman" al que vale la pena visitar.
Y como si se tratara de una contradanza, luego de la fundación española en 1780, otra expedición inglesa pasa por la bahía en el año 1828. Es la de los barcos Beagle y Adventure al mando del almirante Phillip Parker King. Como rastro de la expedición queda una tumba, la del teniente R. Sholl, marino del Beagle fallecido el 20 de junio de 1828 que se puede ver sobre el camino costero que lleva hast el frigorífico Swift y más allá. También el naturalista inglés Charles Darwin recorrió los alrededores de la bahía en el año 1834 en plan de investigación geológica y paleontológica y sus descripciones pueden leerse en su obra "El viaje del Beagle".
La historia "nueva"
Y finalmente, a fines del siglo XIX y  a comienzos del XX comienza en la región el ciclo de la lana en el cual Puerto San Julián jugará un papel fundamental. El pueblo en sí se funda por decreto el 17 de septiembre del año 1901. En los años siguientes la nómina de las familias que solicitan lotes para afincarse incluye a las más variadas nacionalidades pasando por la española, la inglesa, la alemana, la italiana y la francesa entre otras. 
Entre el pueblo sobre la costa y  hacía la cordillera de los Andes se instalará una de las más importantes estancias de la provincia de Santa Cruz: la "Estancia Coronel", de la San Julián Sheep farming Company Ltd. de más de trescientas mil hectáreas de extensión. Para conocer su historia vale la pena leer la completa investigación testimonial de John Locke Blake, publicada en el año 2003 en Inglaterra. (3) En la actualidad la Estancia pertenece a la familia Benetton. 
A San Julián llevaban también todos los caminos de la lana que bajaban de las estancias de la cordillera y la meseta interior de la provincia de Santa Cruz. Por décadas esto le dio vida al puerto y a la pequeña localidad. De estos años quedan sembradas a lo largo de sus calles una serie de antiguas casas de chapa que identifican la clásica arquitectura patagónica. En el Taller Municipal de cerámica "Kapolk-Chen" compré una colección de postales que reúne una colección de pinturas de algunas de estas casas realizadas por la artista María Cristina Vilanova. Durante mi estadía también tuve el privilegio de alojarme en el nuevo hotel Miramar que antiguamente fuera el centro de una intensa vida social.  Adjuntamos fotos de ambos hoteles, del antiguo y del nuevo. 
En el año 1909 se instala en los alrededores del puerto un frigorífico: la "New Patagonian Meat and Cold Storage", comúnmente llamada por los lugareños "la Fábrica" o "la Swift", que se constituye en el frigorífico en el año 1912.
Según el libro del Centenario, en el año 1911, la faena alcanzó unos 47000 ovinos. En el año 1948 y durante la temporada de faena la planta empleaba 306 obreros de los cuales sólo 65 eran argentinos. El libro también afirma que la presencia de la Swift fue determinante en el asentamiento de familias en la localidad. (Libro del Centenario, 2001, páginas 121 a 123). El frigorífico cierra sus puertas en forma definitiva en el año 1967. Adjuntamos a la nota algunas fotos de lo que ha quedado de él. 
Y luego también están las grandes huelgas de obreros y peones rurales de  los años 1920 y 1921 que afectaron a toda la región circundante y que también cobró sus víctimas locales. Un pequeño memorial y dos placas recuerdan a Gabino Arguelles, Secretario General del Sindicato de oficios varios de Puerto San Julián, que junto a otros compañeros fue fusilado sumariamente por el ejército en la Tapera de Casteran.
Claro que otro evento trascendente fue  la Guerra de las Malvinas del año 1982. Allí en el aeropuerto de la localidad se instaló la Base Aérea Militar San Julián (BAM SJU). Integraron la base un escuadrón de Skyhawk A-4C Cazabombardero y un escuadrón de M-V Dagger. En el pueblo vivieron los "chicos de la guerra" mientras que los aviones partían en arriesgadas misiones hacía las islas a cuarenta minutos de distancia del continente. Un memorial al ingreso al pueblo y otro frente al mar recuerdan la guerra del 82. Una de las noches que pasé en San Julián pude entrevistarme en el aeropuerto con Horacio Lerchundi, meteorólogo y testigo de los aciagos días de abril y mayo del 1982. Existe un proyecto local de convertir un sector del aeropuerto en museo. Casi no es necesario. Las meras instalaciones ya son un mudo y poderoso memorial de lo ocurrido en aquellos meses. 
La historia reciente también registra una calamidad natural que abarcó a toda la provincia y de la cual en estas latitudes también sabemos: la erupción del volcán Hudson en agosto de 1991. Las cenizas acabaron con más de medio millón de ovejas y provocaron el abandono de una importante cantidad de estancias en la meseta central. Las consecuencias de las cenizas sobre lo campos de la meseta se sienten todavía hoy. 
A fines de la década comenzó también su producción el yacimientos Cerro Vanguardia, considerada la principal mina de metales preciosos del país. Si bien la mina se encuentra a más de cien kilómetros de distancia de San Julián su base administrativa y gran parte del personal vive en esta ciudad.  Su presencia es indirecta y se observa en una serie de barrios que se extienden a lo largo del mar y en los proyectos de los que participa junto al Municipio y demás organizaciones locales. Probablemente San Julián no sería lo que es hoy en día sin la presencia de Cerro Vanguardia.  
III
A modo de Conclusión
En las jornadas de productoras/es de mercados asociativos que participan de la Economía Social estuvieron presentes no sólo autoridades locales, como el intendente Nelson Gleadell, o provinciales y nacionales como el Licenciado Marcelo Steimberg y Lautaro Lissin del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y el presidente del INTA,  el ingeniero agrónomo Francisco Anglesio, sino también representantes del sector empresarial rural como Miguel O Byrne Presidente de la Asociación Rural de Río Gallegos y Leopoldo Henning, Administrador de la estancia Coronel.
En Puerto San Julián la historia parece estar en cada rincón. Pero también pude percibir que se encuentra en movimiento y pareciera que la diversidad productiva como decisión estratégica no sólo está en los papeles. 
La próxima nota describirá las jornadas de abril en detalle. 
Que sirva esta breve crónica como guión para poder comprender la galería de fotos que la acompañan. Algunas de las fotos, como ser las del frigorífico Swift y las del Museo Novak de Hoffman, corresponden a un viaje anterior, realizado en enero del año 2013.
Hans Schulz
Crónicas / B2000
Notas:
(1) Libro del centenario de Puerto San Julián, 1901-2001. Una ventana al pasado, Tomo I y II, Imprenta del Congreso de la Nación, 2001.
(2) San Julián piensa San Julián 2020. Plan participativo de Desarrollo sustentable de Puerto San Julián y su zona de influencia, La ciudad del encuentro y la diversidad. Documento para seguir pensando entre todos. Municipalidad Puerto San Julián, 2008.
(3) Blake, John Locke, A story of Patagonia. The Book Guild Ltd., Sussex, England, 2003