EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 19 de febrero de 2014

Caleta Olivia: Masiva movilización y corte de ruta por la falta de agua


Una multitudinaria movilización de vecinos estimada en aproximadamente tres mil personas tuvo su epicentro en la ruta nacional Nº 3 donde concretaron un corte total de la misma.
El grito que resonó en todo el ámbito de la ciudad fue el de “queremos agua” y arrastrando una pesada cadena con bidones, los vecinos cuestionaban la ausencia de autoridades y expresaban su malestar y bronca por una situación que incluye a todos.
La manifestación tuvo su punto de encuentro en el Monumento al obrero Petrolero a las once la mañana, y tras una recorrida por el centro de la ciudad se dirigieron hasta el municipio y el Concejo Deliberante, donde recrudecieron los gritos, las palmas y la bronca y donde ninguna de las autoridades salió a dar una respuesta.
Con pancartas, carteles, bidones vacíos de agua pero con piedras en su interior, y cuanto elemento pudiera servir de percusión sirvieron para exteriorizar su enojo tras más de una semana sin el vital elemento.
Luego la manifestación se dirigió hasta Servicios Públicos para proseguir hasta la Ruta Nacional Nº 3 donde se procedió a cortarla a la altura del ingreso al Barrio Altos del Golfo.
Iniciado el corte, que según los manifestantes será total hasta que concurriera el intendente, se suscitaron discusiones entre los mismos manifestantes ya que un importante grupo se oponía al corte.
Finalmente, quienes no estaban de acuerdo con la metodología implementada optaron por retirarse, quedando reducida la cantidad a no más de cuatrocientas personas.-
Exigencias
En el corte, se permitía pasar a las ambulancias y a toda aquella persona que padeciera algún tipo de enfermedad y que estuviera yendo al médico en Comodoro Rivadavia.
Esto ocasionó nuevas discusiones ya que había personas que sentían invadida su privacidad pues se le exigía la presentación de un certificado médico que avalara su viaje.
Hubo quien manifestó que ninguno tenía derecho a exigir que se expusiera su enfermedad, en especial a desconocidos que no son médicos, que ni siquiera tienen conocimiento de lo que un certificado dice y que de esa manera invadían su privacidad.
Ciudad desierta
La ciudad amaneció casi desierta, con escaso movimiento, con la mayoría de las instituciones bancarias cerradas al público, el hospital sin atención salvo para urgencias y emergencias por guardia, el servicio de recolección de basura con una casi nula actividad.
Asimismo, el transporte público de pasajeros que presta la empresa Urbano, dejó de funcionar en razón que –según manifestaron sus directivos- no se podía realizar la limpieza de los micros y su personal tampoco tenía agua para su higiene personal.

DIARIO CRONICA