EL ORDEN DIGITAL

viernes, 31 de enero de 2014

Aclaraciones de motoqueros sobre los disturbios en Jaramillo/ Responsabilizan a bandas musicales de Pico Truncado




    Tras conocerse algunos disturbios acontecidos el pasado fin de semana durante el "motoencuentro" realizado en Jaramillo y Fitz Roy, formuló declaraciones el presidente del Moto Club de Comodoro Rivadavia, Marcelino Mansilla. "Somos feos pero buenos", dijo en referencia a la indumentaria que suelen utilizar y consideró que algunas versiones se originan en la dura interna política de esas localidades del norte provincial.

    "Nosotros organizamos la parte logística. Somos el moto club más antiguo acá de la Patagonia", comenzó Mansilla, para comentar que acordaron con la gente de la comisión de fomento su titular les planteó que contaba con "unas bandas de heavy metal y punk rock de Pico Truncado que podían ir a tocar". "Le dije que vengan, pero en realidad nosotros no escuchamos punk rock ni heavy metal tampoco, el motoquista es rocanrolero, cuartetero y por ahí una bachata también", acotó, agregando: "nos dimos cuenta que hay como una rivalidad política de la parte anterior a la que está ahora, que esa fue la que llevó a que las criticas sean duras hacia el motociclista".
    Mansilla se refirió a un incidente producido con un automovilista, relatando que "el sábado se hizo una caravana a Fitz Roy. Las motos de nosotros están valiendo hay que calcular, la mía por lo menos,  unos $250.000. Yo tengo una Harley, hay varias, BMW y otras marcas. Fuimos a fitz Roy a cargar nafta y a la vuelta, viene un inadaptado y toca una moto". "Nosotros -continuó- venimos a una velocidad de 70 km/h más o menos para hacerla tranqui. Veníamos con una custodia de un vehículo policial atrás y una camioneta que venía filmando la caravana con la baliza puesta, todo como corresponde por la ruta".
   
    Riesgo en la ruta
    "Venía todo bien hasta que uno se larga a pasar, toca una moto y en vez de parar el auto se le va a la banquina, se le empieza a mover, empieza a tirar piedras para todos lados. Nosotros fuimos y lo paramos porque tiene que parar. Un motociclista no es una liebre, que vos podés pasar, pisarla, si se cayó se cayó... y dejarla tirada. Nosotros somos seres humanos, pagamos los impuestos y pagamos patentes, pagamos seguro y tenemos derecho como cualquier vehículo a andar en la ruta, y que venga una persona de estas y por no perder cinco minutos de su vida arriesga la vida de ochenta motociclistas, porque donde se cae uno en una caravana se caen cuarenta y arriesga la vida de él", detalló.
    Prosiguió relatando que el conductor "se tiró a la banquina, se le atravesó el auto, volvió a subir. Sí, nosotros lo seguimos como corresponde y lo parábamos, queríamos ver que le pasaba y que vea lo que había hecho atrás. Lo paramos ahí, el tipo se asustó porque bajamos nosotros, sí, le pegamos un golpe en el vidrio para que baje el vidrio y vimos que era una gente grande y todo bien".

    Momentos de violencia
    Durante la entrevista, emitida en el programa radial Deseado Revista, Mansilla mencionó que los grupos musicales truncadenses habían llevado a sus fans. "Cuando termina de tocar la primera banda, y va a subir la segunda, la hinchada de la primera le pega un botellazo a uno de los chicos de la otra banda y se armó un tole tole. Nosotros no estábamos ni en el lugar de donde estaban tocando porque es una música que no nos llega a nada, tampoco se les entiende lo que cantan. Nada, es una distorsión mental para esos pibes, que la entienden ellos nada más", opinó el motociclistas.
    El relato se tornó más dramático al indicar que "empezaron a revolear piedras, rompieron parabrisas de unos autos y se volvieron re locos entonces  nosotros le dijimos a la Policía que tengan cuidado porque ahí se iba a armar un tole tole, hasta que los sacamos nosotros con una especie de barrera y fuimos sacando a todos para afuera. Una vez afuera empezaron a revolear piedras y agarran a un policía y le pegaron como dos mangazos, lo tiraron al piso y lo empezaron a patear. Ahí fue donde nosotros sacamos al policía de abajo, vienen dos policías más que creo que habían pedido un refuerzo, viene el comisario y nos dice: “muchachos, dénnos una mano porque estos nos van a matar”, a lo último eran siete policías y los pibes eran como dieciocho o veinte; encima se estaban dando entre ellos, se pegaban con palos, se tiraron piedras, se abrieron la cabeza porque el disturbio fue en la calle". Agregó que "a los pibes los empezamos a calmar, los paramos, los metimos adentro de sus autos y se fueron. Es más, creo que uno volcó ahí a unos 20 kilómetros, se dio vuelta un auto pero los chicos estaban totalmente mal, de todos lados".
   
    Movimiento económico
    Comentó que, una vez retomado el control del Motoencuentro "pusimos un cuarteto, volvió la gente del pueblo porque se habían asustado y se fueron, después volvieron y siguió la fiesta del sábado. Entregaron las menciones, todo". Puntualizó el dirigente que "todo lo que se juntó en una urna, porque celebrábamos un "motocumpleaños", se juntaron casi 2000 pesos que se los regalamos al camping, que fue donado para el camping del municipio".
    En cuanto al movimiento económico que genera este tipo de actividad, enfatizó que "nosotros cada vez que vamos a un evento no salimos con monedas en el bolsillo. Vamos con la plata que tenemos que gastar. Vino gente de Chile, de Punta Arenas, de Río Gallegos, de Neuquén, de todos lados vinieron a este evento y toda la gente que viene lo hace con plata. La plata de lo que se vende queda en las localidades", ejemplificando que "una señora nos dijo si había posibilidad de llevar un quiosquito al evento y le dijimos que sí, llevó su quiosco, puso un puesto y después llegó gente a vender papas fritas, pastelitos y se consumió todo lo que había. Todo lo que había en Jaramillo se consumió, todo. Gaseosas, fernet, cervezas, comida... la señora estaba contenta porque dice que hacía tiempo que no veía un movimiento así". "El tema este de la mala imagen que quieren dejar, es una circunstancia política entre los dos bandos de política que había antes", resumió.