EL ORDEN DIGITAL

sábado, 16 de noviembre de 2013

FALLECIO EL PAMPA TABARES, BOHEMIO CANTOR DE COMODORO RIVADAVIA

Se fue de gira “El Pampa” Tabares, un referente del folclore patagónico
Alfredo Francisco Tabares llegó a Comodoro Rivadavia con su guitarra bajo el brazo cuando sólo tenía 21 años. Era un virtuoso de ese instrumento y tenía una especial voz gauchesca con la cual rápidamente se destacó en cuanta peña tocaba. Compartió escenario con Argentino Luna, Jorge Cafrune y Horacio Guarany, entre otros.
Viernes 15 de Noviembre de 2013
Alfredo Tabares y la tapa de su único disco, que grabó en la década de los 80 con los músicos de Horacio Guarany.
En la madrugada de ayer se apagó la “viola” y la voz de un gran artista que Comodoro Rivadavia cobijó y vio crecer. Había llegado en la década del 70 desde la provincia de Buenos Aires. Nació en Tres Arroyos, pero se crió en Necochea. 
Desde hace un tiempo el guitarrista, de 62 años, padecía una parálisis a raíz de haber sufrido un Accidente Cerebro Vascular (ACV), por lo que permanecía en su casa de Kilómetro 3, donde falleció ayer a las 3 como consecuencia de un paro cardíaco.
Desde esa hora y hasta las 14, sus familiares permanecieron en los pasillos del Hospital Regional para poder retirar sus restos debido a una retención de servicios del personal. Los familiares de Tabares sólo esperaban el certificado de defunción para velar sus restos y la odisea duró al menos diez horas porque no había médicos que lo firmaran. 
Finalmente, los restos del artista fueron trasladados a la sala “A” del servicio de sepelios de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada en la avenida Yrigoyen, y hoy a las 12 será la despedida final en el cementerio de Kilómetro 5.

BUEN AMIGO
El hombre era un bohemio que conocía la vida de campo y traía consigo “una escuela muy grande” con su música. Los artistas locales que lo conocieron coinciden en que era un virtuoso con la guitarra y un gran cantor que imponía su presencia. 
Interpretaba temas de Horacio Guarany y muchos otros artistas del momento como Argentino Luna, José Larralde, Jorge Cafrune, pero también se relaciona con palladores de diferentes lugares para contar sus historias y miradas sobre la vida. 
En la ciudad petrolera comenzó a tocar en distintas peñas folclóricas donde sobresalía con su estirpe particular. Era una persona que se caracterizaba por su amabilidad, hospitalidad y franqueza. “Tenía un corazón de oro, ayudaba a sus colegas y era un ser muy humano”, destacó su amigo íntimo Juan Del Valle. 
Diario Patagónico dialogó ayer con su hijo Juan Cruz Tabares, quien recordó que “le dio una mano a todos los artistas en su comienzo, siempre pensó en el otro y lo que menos hizo fue pensar en él. Ayudó a todos y se hizo querer”.
“El Pampa” recorrió los distintos pueblos de la Patagonia y los grandes escenarios del país, donde alcanzó su reconocimiento como cantor popular. Su padrino musical fue Horacio Guarany y con sus músicos grabó a principios de los 80 su único disco denominado “Por esta vieja guitarra”.
El conocido actor, recitador y conductor televisivo Fernando Ochoa bautizó a Tabares como “El Pampa”, quien en los últimos años dejó de aparecer en los escenarios luego del fallecimiento de su esposa Silvia Cortés. 
“En esa época siempre iba para arriba, después tuvo la desgracia que falleció mi vieja y más o menos eso lo frenó un poco. Siempre queriendo estar bien y ayudaba al otro”, apuntó su hijo. 
Juan Cruz muy consternado con la partida de su padre lo recuerda como “un excelente padre y un muy buen amigo”.