EL ORDEN DIGITAL

lunes, 18 de marzo de 2013

VANDALISMO/ DAÑARON COLUMNAS DE LA VIRGEN STELLA MARIS EN LA ESCOLLERA DE PUERTO DESEADO

Sobre la ribera norte de la ría Deseado, a pocos metros del muelle fiscal, la Prefectura Naval instaló, hace tres años, una imagen de la advocación Stella Maris de la Virgen María, a quien se considera tradicionalmente protectora de los navegantes. Además de su sentido religioso para los católicos, el emplazamiento en una escollera resulta pintoresco y se transformó en otro punto turístico de la ciudad. Denuncian acto de vandalismo.
Desde la Prefectura Puerto Deseado comunicaron "con profundo dolor debemos que manos anónimas, totalmente fuera de toda lógica racional, inadaptados y mal aprendidos, produjeron daños a las columnas de la Virgen Stella Maris, ubicada en la escollera de Punta Cascajo".
Enfatizan que "este monumento no es solamente símbolo o figura decorativa, sino que representa la buena ventura, el regreso sano y salvo a puerto seguro de todos los navegantes, sentimiento que inspira la Virgen madre de Dios y que bajo su manto protector bendice a todos aquellos que piden por una buena pesca o buena navegación".
"Es por ello que llamamos a reflexión a la sociedad en general y en especial a menores, que piensen que el daño que producen no lo sufre la cosa material sino el alma de las personas de bien y a quienes esta dirigido este monumento", agrega el comunicado.
 
Riesgo previsible
Por otra parte, y ante la presencia de niños y adolescentes que juegan en ese lugar, muy cercano a las aguas profundas por donde transitan grandes barcos pesqueros y portacontenedores, las autoridades de Prefectura recomiendan "extremar el cuidado de los menores que acceden a la escollera del Club de Pesca y Náutica “Capitán Oneto” donde se encuentra emplazado el monolito con la imagen mencionada a fin de evitar accidentes, por no contar el mismo con perímetro o pasamanos de contención que impida la caída a las aguas".
Aclaran que "la misma no está habilitada como pasarela, senda peatonal o camino de acceso en vehículos, cuadriciclos y/o motos, en virtud de que la finalidad de la escollera es el brindar refugio y formar una dársena artificial, presentando por ello un terreno muy irregular, escarpado, angosto con gran cantidad de rocas inestables en sus laterales".