EL ORDEN DIGITAL

lunes, 11 de marzo de 2013

PUERTO DESEADO NECESITA POSICIONARSE Y APROVECHAR LAS POSIBILIDADES COMERCIALES QUE OFRECE EL TURISMO DE CRUCEROS

Si bien el muelle deseadense ha recibido algunas visitas de cruceros durante los últimos años, éstas han sido muy espaciadas y sin un rédito importante para el sector turístico y comercial de la ciudad. Marcelo Pérez, operador portuario de Puerto Deseado, ha planteado en una entrevista las oportunidades que abre esta actividad.

 El operador portuario Marcelo Fabián Pérez, sostuvo que "todavía no hemos entendido y explotado al máximo las posiblidades comerciales que ofrece éste turismo, desde proveer alimentos hasta el fomento del empleo eventual", advirtiendo que "la estadística destaca y confirma que la industria de cruceros en Argentina ha mostrado un crecimiento de 15% anual en los últimos años, de los cualesás del 75% son brasileros y argentinos". Indica que "nos da ésto la pauta que a la hora de definir el negocio no solo intervienen los centros turísticos, playas, y puertos, sino también los usuarios del servicio".
 "Cuando se analiza el crecmiento de la actividad vemos que la participación nacional es mucho menor que la que cosechan los armadores dueños de esos hoteles flotantes", acotó.

 50.000 turistas en Madryn
 Comparando el gran desarrollo que ha logrado Chubut en este aspecto, mencionó que "para la temporada de arribos 2012-2013 de cruceros en Puerto Madryn, registrará un incremento de más del 85 % en cantidad de barcos. Se estiman 39 arribos, significa más de cincuenta mil turistas y unos veinte mil tripulantes, quienes estarán en la ciudad disfrutando de su estadía". Subraya que esto "significa un gran aporte a la actividad económica de Puerto Madryn, con visitantes dispuestos a dejar dinero en la zona".
 En este contexto el empresario observó que "ya se encuentran trabajando en la temporada 2013-2014, manteniendo reuniones con armadores de cruceros para convencerlos de las bellezas naturales de la zona y de la infraestructura de los servicios, para poder posicionarse como una recalada más en la ruta de Buenos Aires a Ushuaia o a Chile".  

 Presencia en el mercado
 Por otra parte, puntualizó que "no se obtiene rápidamente que un puerto pase a ser una recalada para éstos cruceros" y que "esto se logra con una combinación de factores, ya que para que los armadores salgan al mercado a ofrecer un paquete turístico de éste tipo, deben ponerlo en el mercado con un año o un año y medio de anticipación. Se debe analizar el producto que se ofrece, las características del puerto, el mercado hacia el cual se apunta, por ejemplo: el brasilero o el nacional".
  Añadió, en este aspecto que "es básico e importante estar presentes en las distintas ferias de promociones y de cruceros, donde se pueda tomar contacto directo con los armadores y ahí toman conocimiento de las demandas que tienen para sus buques  en cuanto a los servicios, y todo ésto haría que el puerto tenga mayor cantidad de arribos".
 
 Improvisación vs. planificación
 En lo que respecta al rol gubernamental para lograr este movimiento económico, reflexionó que "si la improvisación es el calificativo que más se apela para poder valorar la capacidad de los funcionarios para ejecutar políticas públicas de largo aliento, su opuesto  sería la formación y la planificación y que con cuadros técnicos y profesionales que conozcan la actividad, se puede hacer funcionar cualquier modelo".
  Según el empresario "los ciudadanos de a pie, los que no ostentamos ningún cargo público, o no tenemos la posibilidad de influir mediante el lobby, pactos políticos, demostraciones de fuerza o artilugio similar sobre el poder político, vemos  disminuído nuestro campo de libertad". "En consecuencia, las decisiones acerca de innumerables aspectos de la esfera privada de los individuos terminan siendo decididas por las pautas impuestas por un funcionario público o sus allegados", agregó.