EL ORDEN DIGITAL

sábado, 23 de febrero de 2013

RIO GALLEGOS/ Ásí "trabajan" videntes y parapsicólogos... una mujer les entregó cien mil pesos y desaparecieron

Ayer se pudo saber que el personal continúa investigando una denuncia que radicó una mujer el pasado 12 de este mes en la Seccional Primera de Río Gallegos, en donde contó que desde hacía 15 días estuvo visitando a una vidente para que le realice un trabajo de sanación para sus familiares.
Fuentes policiales consultadas por este medio comentaron que llegaron hasta el lugar donde la mujer estaba alquilando y donde tendría su estudio, pero encontraron el local vacío, por lo que se dirigieron hasta la inmobiliaria que lo alquila para pedirles mayores datos.
Cuando llegaron en la inmobiliaria le dijeron que ese local había sido alquilado por un hombre, quien sería oriundo del vecino país de Chile, pero que él solamente había realizado la gestión, por lo que no tenían mayores datos.
Con los escasos datos que pudieron obtener de la inmobiliaria lo buscaron en el Departamento Judicial para tratar de establecer si estaba o no registrado allí, pero esto tampoco dio sus frutos.
A pesar de todas estas trabas el personal de la dependencia interviniente continúa investigando el hecho y buscando a la autora de la estafa.
Cabe recordar que el pasado 12 de este mes, en la Seccional Primera de la capital provincial se hizo presente una mujer mayor de edad, quien denunció que habría sido engañada por una vidente, que tenía su publicidad en los medios locales.
Al parecer la mujer se habría presentando ante la vidente y le habría solicitado un trabajo para sanar a su familia, a lo cual la estafadora habría accedido y durante aproximadamente 15 días la invitó a su lugar de trabajo para realizar el “trabajito”.
A lo largo de ese tiempo la víctima le habría entregado la suma de $40.000 en efectivo y otra de $ 60.000 en joyas y alhajas como forma de pago.
Según pudo saber este medio, la vidente le habría dado una serie de papeles de colores, y le habría explicado que si estos perdían el color era porque la magia estaba dando sus frutos.
Los cuales, según denunció la mujer, nunca llegaron y fue por este motivo que decidió denunciarla y así evitar que otras personas sufran el acecho de esta persona.

TIEMPO SUR