EL ORDEN DIGITAL

lunes, 27 de febrero de 2012

LUIS PAZ FUE PERITO DE PARTES EN LA AUTOPSIA DE DIEGO BAHAMONDE

"Diego Bahamonde falleció con un sepsis generalizada", afirmó el médico veedor
La autopsia fue filmada con dos cámaras


    El médico Luis Paz fue convocado para actuar como perito de parte en la autopsia realizada el pasado jueves a Diego Bahamonde, fallecido durante una intervención quirúrgica dos días antes en el Hospital Distrital de Puerto Deseado.

    En declaraciones al informativo del canal de cable Vía Patagónica, el facultativo informó que fue contactado por el concejal Gustavo González, a pedido de los familiares de Bahamonde "para ser el veedor en la autopsia". "Para lograr esto fue necesario el pedido de un abogado, que es abogado de parte, por lo que ingresé a esta autopsia como perito de parte".
    "Los peritos de parte no son los peritos oficiales, por lo que hubo que hacer una serie de trámites previos para poder acceder a esto, y una vez que se hizo el mandato, el juez lo aceptó y comenzamos con la doctora que vino de Río Gallegos a hacer la autopsia", comentó. Estos trámites, que se realizaron en la mañana del jueves, habían producido cierta intranquilidad en los familiares del estibador fallecido, pero finalmente lograron el objetivo de contar con la presencia del doctor Paz en el recinto.
    Con respecto a su calificación profesional, indicó que "cualquier médico puede ser convocado por la justicia, pero en mi caso este año termino el curso superior de especialización en medicina legal para anotarme como forense en nuestra ciudad". Cabe acotar que Puerto Deseado carece en este momento de un médico forense estable.
    Paz reveló que la autopsia se prolongó durante tres horas, absteniéndose de dar más detalles, y señalando que "lo que se puede comentar es lo que está en el documento público, que es el certificado de defunción, donde se constata que el señor Bahamonde fallece por una falla multiorgánica producto de un cuadro de sepsis generalizada".
    En este contexto dijo que "no se puede hablar por el momento de responsabilidad médica" por cuanto "la autopsia es una de las partes del examen que se efectúa y a partir de allí es necesario seguir con una serie de estudios de anatomía patológica y de laboratorio para poder decidir qué fue lo que pasó".
    El facultativo admitió que, tras dialogar con la viuda de Bahamonde, Liz Martins, "ella se manifestó más tranquila por haber contado con mi presencia, aunque la colega que vino de Río Gallegos es una persona excelente, muy profesional, y sabía muy bien lo que estaba haciendo". "Trabajamos muy cómodos entre los dos,  fue una autopsia muy minuciosa, se hicieron las cosas bien y se filmó con dos cámaras para dejar constancia fílmica de todo", finalizó.