EL ORDEN DIGITAL

martes, 28 de febrero de 2012

LA LIMUSINA BLANCA SORPRENDIO Y DIO QUE HABLAR EN PUERTO DESEADO

Lucas y Florencia recorren 50.000 km. de 


la Patagonia a Alaska 

"Luego de esperar largos años una mañana nos levantamos con la limo cargada de equipaje y sueños por cumplir. En la explanada del Lucania Palazo Hotel nos esperaban nuestras familias y amigos para darnos el banderazo de largada entre abrazos y besos de despedida", relatan Lucas Cárdenas y Florencia Bratovich. Ellos protagonizan una aventura singular que los lleva en una limusina desde Comodoro Rivadavia hasta Ushuaia y luego al extremo norte del continente americano, en Alaska.
"Arrancamos el motor, pusimos primera y comprobamos una vez mas que todos los sueños son posibles si uno realmente pone el alma para lograrlos. Tomamos rumbo sur y alternando lágrimas de felicidad y risas nerviosas llegamos a la primera ciudad del viaje: Caleta Olivia. Ahi paramos en una estación de servicio en donde almorzamos y tratando de relajarnos de las últimas horas de ansiedad vividas", prosigue el diario que irá reflejando cada etapa.

Misterio y asombro
El 24 a última hora de la tarde, y desviándose de la ruta 3 para ingresar a la ruta nacional 281, arribaron a Puerto Deseado, generando inquietud, sorpresa y curiosidad en quienes vieron, durante dos días, ese elegante vehículo, tan poco común en la zona. Recién en la tarde del viernes los medios locales comenzaron a desentrañar el misterio de la limusina, ya que sus tripulantes son muy comunicativos y van recopilando historias y vivencias en cada punto del itinerario.
"Nos llamó la atención la antigua estación de ferrocarriles y nos acercamos a conocerla guiados por esa brújula invisible que los viajeros adquieren luego de muchos kilómetros de perderse en parajes despoblados", observan, agregando que "nos regalaron una visita guiada exclusiva para América sin limites, en la que durante dos horas nos contaron historias y anécdotas increíbles de esos años en que los hombres luchaban contra las inclemencias del tiempo, soportaban largas ausencias y peleaban día a día haciendo patria en los confines de la Nación".

Paseos por Deseado
Tras brindar algunas entrevistas para terminar con el suspenso generado en las primeras horas, visitaron chacras, hicieron excursiones, y se aprestaron a subir "a bordo de nuestro hogar rodante y seguiremos costeando el oceáno con rumbo sur haciéndole frente a la falta de combustibles, a una gran tormenta que se avecina sobre el horizonte y a las primeras nevadas que nos informan que empezaron hoy en Tierra del Fuego".
"Le pedí subir al Everest en pleno invierno, le pedí sacar pasajes en el Titanic, le pedí dejar todo atrás y empezar de nuevo, patear el tablero, renacer, le pedí saltar de un avión sin paracaídas...vamos…le pedí salir de aventuras en una antigua, enorme y blanca limousine por la cordillera y los desiertos de América…y ella sin dudarlo dijo Si!.. Así me di cuenta que ella estaba mas loca que yo y desde ese día no puedo mas que adorarla", dice Lucas Cárdenas entre la poesía y el humor.

El Cadillac
Con respecto al vehículo que los transporta, explican que "es “Brougham Deville” siendo éstas las nomenclaturas de las dos líneas tope de gama de la marca, la intención de Cadillac fue destacar la suma total para la época de lujo, confort y adelantos técnicos" y añaden que "fue fabricado en Detroit en 1989, mide 7, 15 mts y pesa casi 2 y ½ toneladas".
"La mecánica es totalmente original: cuenta con caja automática y un motor naftero V8 de 5000 cmts3 con 140 HP; con un carburador de 4 bocas Rochester que le otorga una autonomía de sólo 5 kmts por litro y aunque es un consumo excesivo para éste tipo de viajes sus dimensiones nos permiten usarlo de "mini-motorhome" por su capacidad de carga, porque le adaptamos una hornalla a gas para cocinar a bordo cuando el clima nos impida comer afuera y hasta una cama de 2 plazas", detallan los viajeros.

GPS
En cuanto al equipamiento reconocen que "después de dudarlo bastante hemos decidido equiparlo con un GPS, que (aunque “enfría” un poco el viaje en el sentido de que uno puede evitar prácticamente el contacto con la gente y no es ésa nuestra idea) nos permitirá en teoría evitar ciertos caminos sin salida o puentes muy angostos, etc ya que es casi imposible dar marcha atrás o girar en “U” con este vehículo en caminos secundarios".
Las razones que los llevaron a elegir la limusina no responden a un agregado especial a la aventura, sino a que se trata del auto que usualmente utiliza la pareja: “tenemos una empresa de alquiler de limusinas para fiestas y eventos, es nuestra herramienta de trabajo, la queremos y fue fiel compañero en otros viajes. Sería más fácil hacerlo en 4x4 pero le quita aventura”, dice Florencia.

Sin fecha de regreso
El viaje comenzó en Comodoro Rivadavia, bajando hasta Ushuaia para luego subir hacia el norte por la ruta 40. "Luego de salir de la Argentina pasaremos por Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Brasil, Venezuela y Colombia, hasta llegar a Panamá, en donde nuestro mayor desafío como viajeros es cruzar en condiciones el canal que conecta el Pacífico con el Atlántico", manifestó Bratovich. Además estarán en México, en plenos acontecimientos relacionados a las teorías del fin del mundo en 2012 y cruzarán a los Estados Unidos, en donde abordarán la ruta 66.Al llegar a Alaska, en el plazo de 18 a 24 meses, los jóvenes aventureros expresaron que todavía no saben qué sucederá: Tal vez nos volvemos directo o emprendemos un nuevo viaje, comentaron.
La aventura contará con la participación de la productora de contenidos local Editorial Polar y con el apoyo de la marca Noche Polar. "Iba a ser un proyecto íntimo, pero desde que empezó a materializarse decidimos abrirlo y compartirlo con los demás, contando nuestras experiencias en cada etapa del camino", indicó. Para ello, la editorial contará con micros de TV de este viaje y la revista Noche Polar tendrá la columna de los protagonistas.