EL ORDEN DIGITAL

lunes, 6 de febrero de 2012

Ana María Parejas plantea sus dudas sobre la planta de harina de pescado

"Cuando la limosna es grande..."

    Durante la semana pasada, una delegación de empresarios chilenos visitó Puerto Deseado para analizar junto al intendente Luis Ampuero, concejales y representantes de empresas pesqueras la posibilidad de instalar una planta de harina de pescado. De concretarse la iniciativa, daría solución a un problema ambiental que se agravó con el cierre de Moliendas del Sur en Caleta Olivia y con las restricciones a los sobrantes de la ciudad de la ría.

    La concejal justicialista Ana María Parejas, quien estuvo acompañada de sus pares Lidia Gallardo y Myriam Alonso, destacó, tras las charlas mantenidas: "soy bastante positiva con respecto al progreso de Puerto Deseado", para agregar que "una empresa extranjera que venga a invertir cinco millones de pesos en una fábrica de harina de pescado me parece excelente, pero como soy un poquito desconfiada me llamó la atención que estos empresarios no traían nada en carpeta".
    Sobre la presentación de un anteproyecto previo a la concreción de esta inversión, reveló que "a nosotros no nos mostraron nada". "Seguramente o a lo mejor se lo mostraron al intendente pero nosotros en papel no vimos nada", manifestó. reiterando que  "hay que verlo, no vimos nada".
    "Ellos nos decían que traían el anteproyecto, todo en números, en pesos pero en realidad en papel no vimos nada", insistió, para dar a conocer que "después estaban comentando también que la idea era comprar COPROMAR (planta de capitales nacionales que se encuentra cerrada) y traer dos barcos... por ende los barcos necesitan permiso de pesca".
   
    Presión con permisos de pesca
    "Yo apunto al progreso, pero que no nos solucionen un problema hoy y nos traigan un problema mañana porque estamos medio acostumbrados a que después nos presionen un poco con los permisos de pesca", advirtió la edil, señalando que "hay un montón de cosas para ver". Consideró que "el proyecto es lindísimo, son cinco millones de pesos a invertir en Deseado en una fábrica de harina de pescado, pero esta gente no traía un estudio de mercado hecho, no tienen un estudio de impacto ambiental todavía, entonces son pequeños detalles que tenemos que tener en cuenta a la hora de evaluar el proyecto". "Estamos a la espera de eso. Ellos dijeron que nos iban a pasar después el anteproyecto que es lo que pedimos para verlo", agregó.
   
    Tierras de la Armada
    Con respecto a la tierra que utilizarían para concretar la fábrica, informó que "todavía no la tienen asignada". "Es la Armada la que tiene que asignar porque tampoco son tierras del municipio, son tierras que la Armada le tiene que ceder al municipio", aclaró. En referencia a terrenos que son de propiedad de esa fuerza, dijo: "creo que ya habían hecho gestiones para eso en algún momento y los trámites en la Armada demoran". "Ellos (por los empresarios) ya tienen el lugar donde la ubicarían y esperemos que sea un buen progreso para Puerto Deseado pero, repito, que no le solucione el problema a las empresas hoy y que mañana se nos vuelva un problema a nosotros... hay que evaluarlo bastante", remarcó
    Parejas fundamentó sus dudas recordando que "hay un dicho que dice “que cuando la limosna es grande el santo desconfía”... nosotros vamos a verlo, vamos a evaluarlo pero, repito, cuando alguien se presenta a una localidad en víspera de presentar o de tener ganas de hacer algo lo primero que hace es llevar una carpetita y mostrar lo que quiere hacer". Sin embargo, reconoció que "a lo mejor cuando lo veamos nos tapan la boca y dicen: “Mira, esto es lo que quiero llevar a Puerto Deseado” y ahí estaremos todos apuntando al progreso pero primero hay que verlo". "Seguramente lo van a hacer y vamos a estar todos apoyando este emprendimiento", concluyó.