EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 8 de febrero de 2012

28 mil pesos para un asado... 408 mil para publicidades "truchas"... Denuncias por la Caja de Servicios Sociales

La diputada radical Estela Maris Bubola se presentó ante la justicia para pedir que se investiguen los presuntos delitos cometidos contra la administración pública en el manejo la Caja de Servicios Sociales.
En tal sentido la diputada provincial destacó que: “Tenemos indicios, pruebas y como funcionaria me toca a mi denunciar los dichos de Liliana Korenfeld, que corresponderían a deberes de funcionarios públicos; sabemos que fue ex interventora de la Caja de Servicios Sociales, por un periodo importante y que el 10 de diciembre volvió a asumir en esta nueva gestión, estando en la función 19 días, en ese mismo tiempo, ella pudo hacer un diagnóstico de la Caja de Servicios Sociales, que dieron resultados realmente bochornosos y asombrosos”, recalcó.
Cabe la Diputada enfatizó que su denuncia está “basada principalmente en las propias declaraciones de la ex funcionaria”, respecto a supuestas “irregularidades” que en la Caja de Servicios Sociales.

Fundamentos
Con respecto a los fundamentos en que está basada la denuncia, la diputada Estela Bubola, resaltó que “la presentación en la fiscalía tiene que ver en su función de deberes como funcionaria pública, en malversaciones de caudales públicos y fraude en perjuicio de la administración pública. Esto porque hay muchos hechos que te llama la atención, como ser que se enviaron desde el misterio de economía 9 millones de pesos y estos fondos no sabemos adonde fueron, porque de ese envío de dinero 408 mil pesos fueron destinados a publicidad y realmente a mi me cabe la duda porque no veo la publicidad de la Caja de Servicios Sociales”, aseguró.
Más adelante Bubola aseguró que tiene constancia de que “se pago un monto de 28 mil pesos destinado a un asado al interventor saliente” y reiteró: “puedo hablar de muchas irregularidades más, como que también tenemos que se trato de llevar una la delegación de la Caja a la provincia de Córdoba, donde se hizo un convenio con Apros, que es la obra social de Córdoba.
“Evidentemente se hizo el acuerdo, se alquiló un salón por un año, en el cual se estuvo pagando 500 mil pesos y no funcionó, porque vino la nueva interventora y le dio de baja.
Como consecuencia de ello se perdió el acuerdo con Córdoba, se derrocharon los 500 mil pesos”, denunció la diputada provincial.
“Hoy la Caja de Servicios Sociales, se encuentra en una situación crítica porque no se hacen pagos a los prestadores, que le deben desde hace tiempo; Me parece un despropósito que pasen esta situaciones cuando el principal error de este sistema es la falta de control”, enfatizó la legisladora.

LA PRENSA DE SANTA CRUZ