EL ORDEN DIGITAL

martes, 20 de diciembre de 2011

PUERTO DESEADO EN EL SUPLEMENTO TURISTICO DE AMBITO FINANCIERO

Santa Cruz
Tras los pasos de Charles Darwin en Puerto Deseado
Las reservas naturales invitan a deslumbrarse a los turistas que llegan de todo el mundo.
 
Un desvío en la ruta puede ser una decisión que no conduzca a ninguna parte o bien el encuentro con un camino acertado que lleve a descubrir alguno de los secretos mejor guardados que tiene la Patagonia. Esto último ocurre a quien transita el costero tramo patagónico de la Ruta 3, a la altura del kilómetro 1.245, y acepte la invitación que ofrece la Ruta 281 en dirección al océano Atlántico. A menos de una hora de viaje estará arribando a un paraíso natural muy bien elegido por una gran variedad de fauna, entre la que se encuentran los vistosos pingüinos de penacho amarillo, que se alojan por estas latitudes entre noviembre y abril.

El hogar transitorio de ésta y otras especies es Puerto Deseado, una zona de acantilados e imponentes rocas talladas por la fuerza de la naturaleza. Uno de sus grandes atractivos es su imponente ría, única en Sudamérica.

Isla Pingüino. En Puerto Deseado, la Reserva Provincial Isla Pingüino se caracteriza por albergar al pingüino de penacho amarillo, especie migratoria que llega a anidar a mediados de noviembre y emigra en el mes de abril. Este pingüino es la especie más atractiva de la región, ya que sólo se la encuentra en islas subantárticas, en Malvinas e isla de los Estados, y a su vez es la colonia de más fácil acceso para el turista, ya que se encuentra a 20 km de la ciudad, en mar abierto y a una hora de navegación. En esta isla también se pueden avistar otras especies de avifauna marina, como lobos marinos de un pelo, elefantes marinos, skúas o pingüinos de Magallanes. También hay aquí un fragmento de historia, ya que se pueden ver los restos de una antigua factoría de aceite de lobos marinos que funcionó en el año 1870. Esta isla es un paraíso salvaje y brinda una extraña sensación de caminar su superficie rocosa rodeada de agua.

En acción. En toda la zona de Puerto Deseado y alrededores las actividades habituales para el turista son caminatas, cabalgatas, safaris fotográficos, excursiones por los distintos circuitos costeros, cañadones, pesca deportiva, avistaje de aves y recreación. A su vez, los grandes cañadones que conforman el paisaje con alturas considerables son ideales para practicar escalada en todas sus modalidades y niveles de dificultad; en la ría se desarrolla la práctica de kitesurf, canotaje, kayaquismo, buceo. Todo este escenario natural invita a conocer Puerto Deseado a través de la práctica de turismo aventura. 

Algunas elecciones recomendables son el trekking al cerro Van Noort (lleva al sitio donde se incendió en el año 1615 una embarcación de bandera holandesa), la cabalgata por la Reserva Natural Ría Deseado o los paseos en cuatriciclo, que permiten aproximarse a la biodiversidad marina, la flora y la fauna de la región y los encantos de la ría Deseado, una de las formaciones naturales más bellas del mundo.

Ruta de Darwin. De la misma manera que lo hiciera el famoso biólogo y naturalista inglés Charles Darwin en 1833, hoy se puede explorar la ría hasta su final (Paso Marsicano), navegando por el cañón del Río Deseado, donde comienza a distinguirse una variada fauna patagónica como el águila mora, el carancho, el guanaco, etc. Se visita mediante una corta excursión una pequeña cueva con pinturas rupestres que dejaron los antiguos pobladores aborígenes. Se realiza también un ascenso a los Miradores de Darwin, un lugar de fantástico potencial histórico y paisajístico de la Patagonia, que debe su nombre a este naturalista inglés, quien luego de desembarcar dejó plasmada en su diario de viaje una de sus frases célebres: «No creo haber visto jamás un lugar más alejado del resto del mundo que esta grieta de rocas en medio de la inmensa llanura», dijo en alusión a la imponente impresión que le produjo este lugar. Participar de esta expedición le permite al turista internarse 42 km hacia el interior del territorio.

DIARIO AMBITO FINANCIERO