EL ORDEN DIGITAL

viernes, 23 de diciembre de 2011

INCERTIDUMBRE Y TEMORES POR EL FUTURO PESQUERO DE PUERTO DESEADO

"La pesca se está terminando"
Estibadores y Gobierno buscan alternativas para Deseado 
  

    El titular del gremio de los estibadores de Puerto Deseado, Raúl Coliboro, comentó que en lo laboral "este año fue bastante positivo, pero debemos recordar que estuvimos subsidiados hasta el mes de mayo", señalando que "se atrasó bastante la pesca del langostino, y el calamar arrancó bien, entraron unos cuantos barcos pero se cortó enseguida".
    Durante la entrevista destacó "el tema de las jubilaciones, para lo cual contamos con una gran mano del diputado por pueblo, Roberto Fernández". "En este primer tramo se han jubilado siete compañeros, y en el próximo se van a jubilar unos cuantos más", añadió Coliboro, mencionando que era una gestión que venían realizando desde hace más de cuatro años, y que estos trabajadores -algunos de avanzada edad- fueron agasajados durante el asado por el día del estibador, el pasado miércoles.
   
    Barcos que emigran
    El gremialista dijo que "en este momento no hay nada, salvo los últimos dos barcos que estaban pescando y están ingresando sobre este fin de semana", agregando que "los otros barcos se han ido para el puerto de Bahía Blanca... eso es lo que reclaman los marineros, que se llevaron todos los barcos y ellos no tienen trabajo acá, y por eso también estaban pidiendo subsidios".
    "El calamar viene muy malo, los ejemplares que se pescaron eran muy chicos, y esperamos que se dé en febrero, porque si no vamos a estar muy complicados, porque supuestamente los barcos de langostino no van a salir hasta que no abra Nación, ya que en aguas provinciales no pescan nada, según me dijeron los empresarios en Buenos Aires", manifestó Coliboro. "Esto implica que no piensan renovar los permisos de pesca, aunque esperamos que no sea así la perspectiva para el año que viene", añadió.
   
    Buscando el cemento
    A su regreso de Río Gallegos, dijo que insistió ante los funcionarios provinciales sobre la idea del puerto multipropósito, hablando, por ejemplo del cemento que se produce en Santa Cruz y sale por Comodoro Rivadavia. "Le pedimos al ministro Jaime Alvarez que hagan algo para que este cemento salga por el muelle de Deseado, porque la Provincia ha puesto mucho dinero para que se instale la planta de Petroquímica y no sale por acá, lo que implicaría unos cuatro días de trabajo para la gente de la estiba", explicó.
   
    Nitrato de amonio
    Otro de los temas que están gestionando se refiere a cargas de nitrato de amonio, al que definió como "un explosivo que viene en un mercante común y no en contenedores, viene en bolsones". "Hay distintas versiones, una que dice que es explosivo, y los empresarios sostienen que es un fertilizante y no es explosivo si no se une con otras sustancias, por lo que vamos a tratar de hablar con la empresa y ver si llegamos a un acuerdo, porque inclusive Prefectura hace un operativo grande cuando llegan los barcos con este tipo de carga y nosotros tenemos otro precio", detalló, puntualizando que "queremos captar esta carga, queremos traer todas las alternativas de trabajo".
   
    Reuniones con el gobierno
    En este contexto, Coliboro consideró que "la pesca se está terminando, se está yendo... lo que nunca pensamos que se iba a terminar", para sostener a continuación que "el caladero está bastante estropeado y tenemos que buscar otras alternativas para conseguirle trabajo a la gente de Puerto Deseado".
    "He leído en algunos medios que Pespasa quiere vender algún barco, Vieira no sabe si va a empezar a trabajar en el próximo año en la planta, y el panorama pesquero está complicado", resumió el dirigente, destacando la preocupación y el interés en la búsqueda de alternativas manifestada durante las reuniones con la titular del ministerio de Gobierno, Paola Knoop, el ministro de la Producción, Jaime Alvarez, el subsecretario de Trabajo Raúl Santibáñez, el subsecretario de Pesca, Juan Carlos Braccalenti y otros funcionarios provinciales. "Nos plantearon que no pueden pagar ni siquiera los planes 1840, por lo que van a dar prioridad a pagar a la gente desocupada", dijo, informando que "es casi imposible contar con algún subsidio esta semana, aunque seguimos dialogando". "Vamos a reunirnos nuevamente con la ministro y con el gabinete provincial para seguir buscando respuestas durante el año que viene", remarcó.
   
    La cadena pesquera
    "Nosotros planteamos que si llega a pasar algo en Deseado son mil quinientas personas, en forma directa, las que van a quedar sin trabajo, y toda la cadena de talleres navales, y comerciantes que van a quedar con deudas", subrayó, planteando que "es grande la cadena que se formó en estos treinta años de pesca, y por eso estamos preocupados por encontrar soluciones y alternativas".