EL ORDEN DIGITAL

jueves, 10 de noviembre de 2011

Freya Hoffmeister remó desde Cabo Blanco a Deseado y sigue alrededor de la costa sudamericana




24.000 kilómetros de remo: Freya circunnavega Sudamérica
Espectacular recepción en Deseado asombró a la kayakista alemana


«Iba a ser un día largo... más de sesenta y cinco kilómetros hasta Puerto Deseado», escribe en su diario la alemana Freya Hoffmeister, quien arribó a la zona del muelle de Ramón el pasado martes, luego de una heroica jornada de remo -la número setenta y uno- en su muy bien pertrechado kayak.
Es casi increíble que luego de un día tan agotador se haya tomado el tiempo para redactar su relato cotidiano, publicado en su página web http://freyahoffmeister.com/
Luego de contar las peripecias de su viaje solitario desde Cabo Blanco, señala que rodeó Punta Cavendish, ya dentro de la ría Deseado, admirando sus rocas inmensas «caídas en esos acantilados hace centenares de años».

La mejor recepción en Argentina
«Y entonces, después de algunas pequeñas bahías y rocas, vi ocho kayaks que salen a mi encuentro, encabezados por Marcos Oliva Day y su esposa Malala, y otros en lanchas de turismo, además de cuatro jóvenes en otros botes, vestidos únicamente con ropa muy liviana, mientras yo me estaba congelando sólo de mirarlos, sintiéndome muy húmeda y fría con mi ropa mojada. Pies helados, trasero mojado», relata.
Luego de pasar otros dos promontorios, Freya descubrió que Oliva Day, presidente de la Fundación Conociendo Nuestra Casa, había alertado a mucha gente de la localidad, además de la prensa y la televisión para darle la bienvenida y vitorearla al llegar. «Fue el mayor espectáculo que viví llegando a una ciudad», destacó.

Buscando una ducha
«Pero después de sesenta y siete kilómetros de duro esfuerzo mental y físico, y con mi trasero congelado, tuve un momento difícil sonriendo y moviéndome entre la multitud... ¡perdón! yo necesitaba moverme en una ducha caliente...», recuerda Freya.
«Estábamos tocando tierra y la misma multitud me dio la bienvenida, pero yo sentía lo mismo con respecto a mi ducha caliente... pronto, por favor! Y no tanta gente, por favor», sigue contando al revivir su agotamiento.
Su kayak fue guardado en el galpón del Club Capitán Oneto y luego fue trasladada al edificio de la Prefectura Puerto Deseado, donde las autoridades de la dependencia le dieron una cordial bienvenida. «Fui alojada en un cuarto de huéspedes que resultó ser el mejor alojamiento que tuve en Argentina... !Muchísimas gracias por organizar esto!», subraya.
Cortesmente, menciona que «me quité la ropa felizmente bajo la ducha, y pedí perdón por rechazar las invitaciones para cenar y para reuniones sociales, ya que neceistaba tiempo para mis tareas y para descansar, lavar y secar la ropa, cargar los aparatos electrónicos y disfrutar un día de descanso con vientos del sur».

Batiendo récords
Freya Hoffmeister, además de su intensa actividad deportiva y educativa en distintos países del mundo, posee una cadena de heladerías-cafeterías y otros comercios. Cuando no está navegando, vive en Hussum, al norte de Alemania, su país natal.
En el año 2009 circunnavegó Australia durante trescientos treinta y dos días,  y fue la primera mujer en navegar alrededor de Nueva Zelanda-sur de Islandia a lo largo de setenta días.
Actualmente cumple su objetivo de circunnavegar toda Sudamérica, recorriendo veinticuatro mil kilómetros y tocando doce países en veinticuatro meses, marcando así otra página histórica en las travesías solitarias en kayak.