EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Colegio La Providencia/ De Bella Vista a la Patagonia, conociendo todo el país


Alumnos del Colegio La Providencia en la Ría Deseado
"Nos gusta visitar anualmente la Patagonia profunda"


    Un grupo de casi cincuenta alumnos del instituto privado La Providencia, ubicado en Bella Vista (provincia de Buenos Aires) arribó el fin de semana a Puerto Deseado en viaje de estudios. El fundador del establecimiento, Fernando Bracconi, explicó que a partir de cuarto grado efectúan un viaje anual a distintas regiones del país.

    "Con nuestros alumnos nos gusta visitar anualmente la Patagonia profunda y con este grupo nos quedaba la necesidad de conocer la Patagonia; de esta manera los chicos terminan el colegio habiendo conocido todo el país", sostuvo Braconi.
    "Ellos van haciendo estos viajes desde cuarto grado y cada año vamos a algún lugar o lugares distintos, siempre el chofer del ómnibus me dice que nosotros hacemos dos o tres viajes en uno", manifestó, destacando que esto es "muy parecido a la idea que inspira a un vecino de ustedes que trabaja mucho y muy bien por la gente que es Marcos Oliva Day, que “no se ama lo que no se conoce” y el amor a la Patria empieza en la casa pero enseguida tiene que estar de la mano de conocer el país porque si uno no conoce lo que tiene no puede aprender a quererlo". "Acá en el Sur tienen mucho para enseñar porque además de ser un lugar muy distinto para vivir, sobre todo ustedes de acá para abajo han sido protagonistas de la guerra de Malvinas asique tienen mucho para enseñarnos", remarcó el docente.
   
    Pueblo por pueblo, ciudad por ciudad
    Con respecto al itinerario que descubrieron los jóvenes egresados, indicó que en este viaje estuvimos en Carmen de Patagones, en Viedma, en Camarones, ahora vinimos para acá, hoy nos vamos a Cabo Blanco, después hacemos San Julián, Piedra Buena, Santa Cruz, Río Gallegos, Calafate, Chalten, Los Antiguos, Cueva de las Manos, hacemos una estancia, “Santa Teresita” en la orilla sur del Lago Viedma, después Trevelin y vamos a ir a La Angostura a verla en esta situación de emergencia con cenizas".
    "Nosotros elegimos un poco todo, nos divertimos mucho y hacemos turismo", sintetizó en relación con esta actividad, puntualizando que "esto es un viaje de estudios, hacemos turismo, el viaje esta aprobado por el Ministerio, tiene un proyecto". "En cada viaje tratamos de sacar lo propio de cada lugar, y en este caso todo este viaje está enmarcado en el estudio de la evangelización salesiana en la Patagonia, en la geografía y en la historia", acotó.    
   
    Evangelización salesiana
    Explicó además Bracconi que "para cumplir con los objetivos trazados los estudiantes utilizan "un cuadernillo con toda la reseña histórica geográfica, económica y política de la Patagonia y con la impronta de la evangelización salesiana y a cada lugar donde vamos tratamos de leer antes y de buscar gente del lugar que nos cuente un poco la historia, la geografía  entonces ahí vamos entendiendo un poco cómo y por qué la Patagonia es lo que es, y cómo y por qué la Patagonia es argentina"..
    En cuanto al contenido de orientación vocacional y de búsquedas personales de los jóvenes, dijo que "es clave", ya que "descubren, los chicos, sin que uno les explique -porque uno les habla de la Argentina, de lo que fue, lo que es y lo que puede ser pero acá lo van descubriendo, lo van palpando- y el otro día uno de ellos me contaba que iba a estudiar ingeniería civil, la vocación de él la confirmó en un viaje viendo unas represas, dijo “ahí me empezó a interesar y empecé a profundizar” entonces quiere ser ingeniero civil con orientación hidráulica, es la idea que tiene hoy, a lo mejor después cambia pero se despertó en un viaje".
   
    Viajes con valor agregado
    "Muchos chicos terminan de entender un poco y después otro dato clave es que a los dieciocho años ya estuvieron por primera vez en casi toda la Argentina... esto es mucho porque después pueden volver a elegir y volver a viajar y tienen mucho por delante así que el viaje se aprovecha en el momento y después se aprovecha toda la vida", reflexionó, agregando que "estos viajes para los chicos tienen un montón de repercusiones y un montón de valor agregado que uno no se imagina donde está pero en algún lado está".
    "Quiero felicitarlos por la ciudad que tienen, la conozco desde el año 71 y cada vez me gusta más, tengo miedo de llegar un día y quedarme", manifestó dirigiéndose a la población de Puerto Deseado, agradeciendo especialmente al intendente Luis Ampuero "que nos facilita la estadía acá de mil maneras distintas y a todos los que hacen posible que nosotros  podamos hacer estos viajes".
   
    Remando en la ría
    Estudiantes, padres y docentes fueron invitados a participar en las actividades de la Fundación Conociendo Nuestra Casa. Bracconi dijo que "salimos a navegar en kayak de la mano de la locura de Marcos y salimos recorrer la Reserva Natural Ría Deseado con Darwin Expediciones, que nos facilitó poder hacerlo". "Este año tuvimos un elemento nuevo, yo siempre les digo a los chicos prepárense para sorprenderse en la Patagonia, la sorpresa de este año es que estamos en verano, un clima que nunca vivimos", concluyó. Esta sorpresa mencionada por el líder del grupo de estudiantes bonaersenses se refiere a las temperaturas, que superaron los veinte grados durante el fin de semana y treparon ayer, martes, a veintiocho grados.