EL ORDEN DIGITAL

viernes, 30 de septiembre de 2011

Salomón y Raquel vuelven a España

CELEBRANDO EL
REENCUENTRO FAMILIAR


    Hace aproximadamente unos 15 años mis padres (Salomón y Raquel) tomaron la decisión de irse a trabajar a un pueblo del cual ni en el mapa podíamos encontrar; en aquella época era una oportunidad muy grande que le daban a mi padre, la cual era muy difícil de despreciar y tomaron la decisión de probar. La pena fue muy grande porque mis madres siempre han luchado para tener una familia unida y estar todos cerca y eso suponía dejar a nietos pequeños recién nacidos, hija de casi 18 años y a hijos casados, pero la decisión se tomó y a pesar del dolor así se marcharon. Al principio estaban el año entero y un mes en España de vacaciones, las cuales siempre se hacían cortas y lo peor era la despedida, que cada año que marchaban se llevaban un trozo de nuestros corazones y ellos nos dejaban el de ellos, así por años y años, tiempo que se hacía muy largo y muchas lágrimas.
Mis padres han luchado mucho en Deseado, mi madre dejo aquí su trabajo y su vida por seguir a mi padre como siempre ha echo. Ellos son un ejemplo muy grande para mí como matrimonio porque no vive uno sin el otro, han pasado buenos y malos momentos en Deseado, felicidad y tristeza, pasar de vivir en una gran ciudad a un sitio en el que casi nadie salía a la calle en aquella época y que todo es tan diferente: pasaron de unos lugares verdes y con grandes paisajes de árboles a un paisaje árido y montañoso pero hermoso, a unas playas preciosas, a un mar peligroso y salvaje pero a la vez impresionante, de una vida de familiar de amigos y gente conocida a no conocer a nadie, un lugar que si salías a la calle el viento te hacia caminar sin querer, el cambio era muy grande. Deseado es hermoso pero cuando cambias tan rápido de manera de vivir cuesta acostumbrarse, he vivido con ellos unos 6 años ahí y compartimos muchas cosas juntos y aprendí a amar Deseado.
Ahora es el momento del regreso y a pesar de que las ganas son indescriptibles de volver yo sé que es difícil porque son muchos años en los que la vida te enseña a amar y a acostumbrarte a tu casa, tu vida y las personas que te rodean. Sé que más de una lagrima se derramará el 1 de octubre porque la nostalgia podrá con ellos, pero también sé que los esperamos con los brazos abiertos, los amamos y los necesitamos cerca. Deseado nos ha dado muchas cosas pero también nos ha quitado muchas cosas, la vida da muchas vueltas y nos manda a sitios en los que no comprendemos muy bien el propósito de ellos pero yo sé que mis padres han hecho un gran trabajo ahí en Deseado y que pueden estar muy orgullosos de todo lo que han compartido con muchas personas.
    Trabajo físico y espiritual... siento deciros que Deseado perderá a dos grandes personas, dos personas que amamos y que estamos esperando con muchísimas ganas, nuestros padres y abuelos, os amamos mucho y esperamos que la vida no nos separe mas por lo menos aquí en la tierra y sé que los cielos también nos mantendrá unidos eternamente.
    Y como yo digo a mis hijos
    POR FIN SE TERMINA LA TORTURA DE LAS DESPEDIDAS, OS QUIERO PAPIS.
              Triana Patricia Temes Gularte