EL ORDEN DIGITAL

jueves, 29 de septiembre de 2011

HUGO GIMENEZ AGUERO EN PUERTO DESEADO

El cantor de la Patagonia, el creador de "Chaltén", "Cacique Yatel", "Amanece en el sur", y muchos otros temas que rescataron nombres, personajes y paisajes de Santa Cruz y de toda la Patagonia, estaba contratado para el Festival del Pingüino de Penacho Amarillo, a realizarse en octubre en Puerto Deseado. Su presencia siempre era querida y esperada, desde aquella primera actuación en el teatro del Colegio Salesiano San José, en 1981. Tuve el privilegio de presentarlo un domingo, pero nos jugó en contra un Boca-River que limitó la cantidad de público; para Hugo no fue un fracaso y me propuso invitar a los chicos de las escuelas, al día siguiente. Con un lleno total, les dio una clase sobre personajes, animales y lugares, palabras en tehuelche y sus primeras canciones. Ahí conocimos, alumnos y maestros, mucho de lo que hoy sabemos sobre la cultura regional.
Hugo estaba a punto de viajar a Córdoba, para repetir aquella intención didáctica en el acto inaugural del Centro de Estudiantes Santacruceños en esa provincial. Y había anunciado un nuevo disco. Tantas veces recorrió esa ruta 3, tantos caminos lo vieron llegar a pueblos y ciudades con la humildad del tipo que le decía a un director de Cultura: "teneme en cuenta", o que me dio un fuerte abrazo la última vez que nos vimos, en Puerto Cristal, y me dijo: "gracias por la fidelidad de tantos años", el que se jactaba de no escaparse por una puerta lateral cuando terminaba los recitales, el que nunca retaceó una nota periodística, el que llevó al escenario mayor de Cosquín a los integrantes de Las Voces del Sur, el que compartió un recital con el recién nacido grupo Krewen.
Se ha ido un grande. Justo en este año en que también salieron de gira figuras monumentales como Argentino Luna y Facundo Cabral. Menuda guitarreada habrá en el cielo.

Mario dos Santos Lopes