EL ORDEN DIGITAL

martes, 13 de septiembre de 2011

Candidato opositor denuncia atentado contra su auto

"Me dejaron un mensaje de piedras y alguien los mandó"
Candidato a diputado deseadense denuncia atentado contra su vehículo


    Francisco Albarracín, docente de la Escuela Industrial Nro. 3 de Puerto Deseado que alterna su profesión con la conducción de un taxi, denunció públicamente este lunes lo que considera un acto intimidatorio. Según sus presunciones, este hecho está conectado con la presentación de su candidatura a diputado por el pueblo, suplente, en una de las listas de la oposición.

    Hace una semana Albarracín había confirmado que integra, como suplente, dos sublemas que responden al lema "Unidos para vivir mejor". Tras recibir daños en su vehículo particular, consideró que es "una situación que me ocurrió casualmente por pertenecer y querer participar en una lista, por exponer mis ideas y proponer un futuro mejor para todos pero siempre hay gente que parece que no entiende esto y toma la política como un partido de futbol, como una cuestión de fanatismo".
    "Me dejaron un mensaje de piedras el viernes a la noche, alrededor de las cuatro de la mañana", dijo, describiendo que "un grupo no sé si de adolescentes, jóvenes o qué pasaron dos veces por mi casa sabiendo que yo estaba en un lugar de recreación y en la segunda vez  tiraron piedras y rompieron los dos parabrisas de mi auto".
   
    No participés
    Según el candidato "estos tipos de mensajes, hablando en jerga callejera es un mensaje: “no participés”, “meté la pata y embarrate”". Admitió que "estamos observados con mas detalle: la gente me conoce donde voy, soy un hombre común, sabe donde voy, donde estoy, sabe en que momentos me descuido, todo es claro porque sabe que soy una persona que trabaja, entonces saben cuando estoy en la calle, cuando me bajo del auto, cuando lo dejo, todo eso", razonando que "quizás ellos dicen “le rompemos el parabrisas, total este otro va a salir a acusar y pedir que le paguen el parabrisas”. El parabrisas lo tengo ahora y lo pago hasta en veinticuatro cuotas sin intereses y yo al futuro de Deseado lo quiero igual".
    "Quiero explicar que tengo mi modo de reflexión y que mi condición de participar es para demostrarle a la gente que me gusta trabajar por el lugar donde yo me he criado porque he progresado, también he traído mis conocimientos, por supuesto porque no es que solo vine acá y acá estaba la plata y la empecé a juntar, no, tuve que poner mi inteligencia, mi habilidad y mi tiempo para hacerlo crecer, ver cual es el potencial económico de este lugar y desarrollarlo, compartir con la gente mi progreso y que la gente se sienta cómoda con mi servicio", manifestó en una entrevista radial en el programa "Deseado Revista".
   
    La fuerza es el derecho de las bestias
    Al sindicar a los posibles autores de estos daños, Albarracín mencionó a "la oposición", aclarando que "estamos hablando de oposición de mis ideas, es decir, yo como persona afiliada a un partido coloco una idea,  entonces el que viene a hacerme ese tipo de daños lógicamente es un grupo de personas que no está de acuerdo con ese sistema y como la fuerza es el derecho de las bestias entonces ocurre eso o por ahí puede ser un ente mas inteligente que esta tocándolo al tipo, se mide el temple de la persona para ver en que lado oscuro cae".
    Al exponer sus ideas, afirmó: "no quiero delitos, no quiero que los jóvenes vengan a pedir “¿no me presta $10?”, no, yo quiero que el chico venga y tenga su dinero para no tener que pedirle nada a nadie, o decir, “bueno yo le presto mis servicios” “¿quiere que le limpie el patio?”, “¿quiere que le lave el auto?”. Lo que quiero es que  esa vocación de servicio la tengan los jóvenes porque en este caso si fueron jóvenes, pobre gente, que mientras yo estaba divirtiéndome juntos con otras personas en un local de recreación, estos pobres chicos tienen que salir a dar vueltas a hacer o cometer un acto de delito porque alguien los mandó".
   
    "Alguien los mandó"
    El candidato opositor insistió en sus observaciones al señalar: "estoy seguro que alguien los envió. La pericia es sencilla: se rompieron muchos vidrios pero fue en una cuadra y fue un día “x” donde se rompía todo, los autos que estaban alrededor y todo, pero esta vez no porque hay muchos autos en nuestra cuadra y fueron directamente a mi patio y lo que se revoleó fue dentro del patio".
    "Me apena ver jóvenes que piensan de esa manera. En vez de estar divirtiéndose un fin de semana lo ocupan en hacer daño porque le pagaron entonces yo no quiero ese Deseado, que ocurra de esa manera  tampoco quiero como pasa últimamente que hay muchas roturas de vidrios en general. Yo no quiero que esos chicos estén rompiendo vidrios por hacer daño, yo quiero que tengan su trabajo y que estén satisfechos de lo que pueden hacer", finalizó Albarracín.