EL ORDEN DIGITAL

lunes, 11 de julio de 2011

RETROCESO LABORAL EN PUERTO DESEADO/ En 4 años se perdieron 480 puestos de trabajo

José Aguilar (STIA-Puerto Deseado)
"En cuatro años perdimos 480 puestos de trabajo en plantas pesqueras"


    El gremio que representa a los trabajadores de las plantas pesqueras de Puerto Deseado volvió a fijar su posición crítica ante los problemas que se reiteran en la empresa Santa Elena.
    "Es una situación complicada porque salir a pedirle plata al gobierno para que amortice esta situación no es lo lógico", dijo José Aguilar, delegado sindical, en declaraciones a FM DESIRE,  haciendo la salvedad de que "nosotros como habitantes de Deseado y como gremio estamos intentando sostener la actividad, desde hace cuatro años, después de lo que pasó en el 2007". "Vemos que el esfuerzo que estamos haciendo sirve cada vez menos", acotó.
    "Yo le entregué un trabajo a José Córdoba y a Pablo González en el último viaje, informando que desde el 2007 a la actualidad, hemos perdido cuatrocientos ochenta puestos de trabajo en las plantas pesqueras", aseveró, agregando que "la desocupación que se generó en Puerto Deseado fue desastrosa, pero nadie ve, nadie escucha, nadie dice nada".
    José Aguilar se quejó porque "el gobernador no nos atendió, lo que significa para nosotros una falta de respeto, porque teniendo un conflicto social en puerta no logramos que nos atienda". "Habría que preguntar qué le ha pasado al STIA o qué es lo que ha hecho el STIA para que no se lo reciba", manifestó.
  
    Planta
    Volviendo al tema de Santa Elena, consideró que "si la Provincia no se hace responsable de esa planta, vamos a ser más desocupados, van a ser quinientos ochenta", recordando que "tenemos la planta de COPROMAR, que está cerrada, después seguirá la vecina que es Santa Elena, después seguirán otras y no sé cómo seguirá, porque no se controla nada".
    "La ineficiencia de los funcionarios de pesca es tremenda, es tremendo lo que está pasando", afirmó el gremialista, puntualizando que "en el 2008 se pescaron 65.000 toneladas de langostino, se exportó una gran cantidad por Puerto Deseado, en el año 2009 se exportaron casi 70.000, en el 2010 se exportaron 71.000 toneladas, por lo que hay rentabilidad,
no vemos cuál fue la gran pérdida para que tenga que pagarla el trabajador".

    By catch
    Aguilar planteó que "tenemos presentado hace dos años un proyecto para traer y aprovechar las especies acompañantes,  y teníamos inclusive un barco recolector que cedía la empresa Argenova para un proyecto experimental, pero el gobierno dijo que no". "A todo lo que uno presenta le dicen que no, por lo que veo que hay una negativa tremenda de no hacer nada con la actividad pesquera", criticó.
    "Pedimos entre todos los gremios transformar la actividad pesquera convirtiendo algunos buques para poder compensar la baja temporada con el langostino fresco y poder reservar la merluza para poder terminar el año como corresponde, y también dijeron que no", insistió el dirigente, instando al diputado por pueblo, Roberto Fernández, y al subsecretario Juan Carlos Braccalenti para que "expliquen que pasó tan grave, que el trabajador se tiene que quedar sin su único ingreso".

    Acuerdo
    El representante de STIA reveló que "ya tenemos un acuerdo con el señor Alfredo Pott, propietario de Santa Elena, para que ceda un noventa por ciento de la planta", lo que calificó como "una expropiación encubierta".
    "Esto requiere tomar una decisión rápida, porque si no vamos a tener cien trabajadores más en la calle", advirtió Aguilar, enfatizando que Santa Elena tiene "el surimi es un producto muy rentable, tiene una rentabilidad de alrededor del cien por cien".
  
    Recuperación
    "Nosotros queremos la recuperación de empresas, no importa si es Santa Elena o Alfredo Pott, nosotros queremos recuperar las empresas para que la gente pueda mantener su fuente de trabajo, queremos sostener nuestra actividad, que es la única que tenemos en Puerto Deseado", señalando que "como antecedente puede servir".