EL ORDEN DIGITAL

sábado, 30 de julio de 2011

PUERTO DESEADO/ LA POLICIA NO TUVO VACACIONES DE INVIERNO

Robaron hasta una silla de ruedas
La policía en Deseado no tuvo vacaciones de invierno


    Ajetreados días vivió el personal de la comisaría de Puerto Deseado durante la segunda quincena de julio. Daños en edificios públicos y locales comerciales, accidentes de tránsito, robos varios e incidentes familiares.

    A comienzos de la semana pasada se iniciaron actuaciones en el juzgado penal de Deseado al tomarse conocimiento de que personas desconocidas habían provocado daños, escribiendo graffitis y produciendo roturas de vidrios, en el edificio donde funcionan las oficinas locales del IDUV.
    Posteriormente se formuló una denuncia por la sustracción de dinero a una residente del Hogar de Ancianos San Cayetano, dependiente del municipio deseadense. Al presentarse el personal de la comisaría, y luego de entrevistarse con la directora del establecimiento, se estableció que ante la consulta con los empleados del lugar, el dinero estaba en poder de una persona del sexo femenino. Por ello se dispuso el secuestro preventivo de los billetes en cuestión.
    Un hecho lamentable, que afectó a la Dirección de Desarrollo Humano de la comuna, fue esclarecido el jueves por agentes policiales. De esa dependencia se había robado en días anteriores una silla de ruedas. La denuncia fue presentada por vecinos que observaron a dos menores circulando con ese elemento. Fueron interceptados y conducidos a la comisaría, donde se verificó que era la misma silla de ruedas que había desaparecido. El Juzgado local ordenó la restitución de los menores a sus progenitores y la devolución del elemento sustraído.
    La madrugada del viernes 22 también tuvo varias incidencias. Entre ellas, la incursión de tres hombres que ocasionaron daños en la céntrica rotisería "Mr. Cook". Personal uniformado que patrullaba la zona evitó que se fugaran, y los detuvo, dando intervención al Juzgado Penal de la ciudad.
    Un accidente de tránsito en la calle Almirante Zar, una de las principales en la conexión del centro con los barrios, produjo una mujer herida con lesiones de importancia. Era una de las dos que viajaban sobre una moto que colisionó con un vehículo particular, y que fue trasladada en ambulancia al hospital distrital. Ambos rodados fueron secuestrados para las correspondientes pericias.
    En este contexto poco común para la ciudad de la ría, varios vecinos denunciaron -en sectores diferentes del ejido urbano- daños y sustracciones varias en vehículos particulares que se encontraban estacionados.
    Otros hurtos domiciliarios, producidos luego de forzar puertas y ventanas, también son investigados, labrándose las actuaciones judiciales que corresponden.