EL ORDEN DIGITAL

lunes, 30 de mayo de 2011

La Fundación Conociendo Nuestra Casa otorgó reconocimiento al ambientalista Juan Heupel

Jóvenes caletenses y deseadenses compartieron la misma vocación
El pasado sábado, en Caleta Olivia, tuvo lugar un encuentro de dos instituciones que apuestan a la educación ambiental como eje para generar “jóvenes comprometidos con nuestra naturaleza”. Se trata de la fundación local CADACE y la fundación Conociendo Nuestra Casa, de Puerto Deseado.
Desde hace varios años la fundación CADACE recibe en Caleta Olivia a su par deseadense “Conociendo Nuestra Casa”.
Juan Heupel y Marcos Oliva Day, referentes de las mismas, organizan un intercambio de experiencias que nutre a muchos jóvenes cada año, con nuevos conocimientos acerca de la vida natural y el cuidado del medio ambiente. El sábado fue una nueva oportunidad para compartir. Alrededor de 40 jóvenes y preadolescentes de ambas ciudades pasaron una jornada completa de actividades náuticas, buceo y educación, en un marco donde aún los lobos marinos de un pelo, cuyo apostadero está a poca distancia de la sede del CADACE, nadaron junto a chicos y grandes.
“La verdad es que pasamos un momento maravilloso, haciendo honor a nuestro objetivo de llevar a la juventud a un estado de convivencia armónica con la naturaleza. Hemos recorrido el sendero de interpretación de flora autóctona, hemos nadado junto a los lobos marinos, disfrutamos de las charlas que nos proporcionan Juan y los demás integrantes del CADACE, y aprovechamos a brindar un reconocimiento a Heupel por su aporte al cuidado del medio ambiente. El CADACE ha hecho mucho por esta zona, y algunas de sus actividades han trascendido las fronteras provinciales y se extendieron al resto del país, como por ejemplo, lograr que las petroleras cubrieran las piletas de petróleo que tanto daño le hacían a nuestra fauna”, indicó Olivadey.
Heupel agradeció a su vez el gesto de la entidad deseadense, y consideró acerca de su persona que “uno es sólo la cara visible de mucha gente que trabajó con muchísimo amor durante todos estos años. Los logros son del conjunto, de los que están y de los que ya no tenemos el privilegio de compartir a diario con ellos. Y esta tarea se refleja en el interés que muchos jóvenes continúan teniendo por conocer, respetar y transmitir el deseo de proteger a nuestra naturaleza”.
Afirmó por último que “ese es el compromiso del CADACE y lógicamente, es una responsabilidad que compartimos con la Fundación Conociendo Nuestra Casa”.

PRENSA LIBRE