EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 11 de mayo de 2011

El martes 10, dos derivaciones urgentes a Caleta Olivia/ Este sabado, abrazo simbólico al hospital

Abrazo simbólico al hospital de Puerto Deseado
Solicitan unidad de terapia intensiva, neonatología 

y diálisis

    En marzo pasado el diputado por el pueblo de esta ciudad entregó a las autoridades provinciales de salud un petitorio con dos mil novecientas veinticinco firmas. El texto, que había circulado por comercios, juntas vecinales, consultorios del hospital y distintas entidades públicas y privadas, planteaba la necesidad de instalar en el nosocomio una unidad de terapia intensiva con atención de neonatología y un servicio de hemodiálisis.
    En esa oportunidad se destacaba el objetivo de "pedir a los gobernantes, que les surja ese sentimiento de protección a su gran familia, la comunidad. …. La intención es sin identificaciones de índole partidario, ni político, ni gremial….. Solamente un petitorio con fundamentos humanos". "Puerto Deseado, ha crecido, se ha industrializado y los riesgos son cada vez mayores. ….Y se ha aumentado en un porcentaje sumamente considerable las cirugías que se realizan en el Hospital, con el subsiguiente riesgo que ello implica. Creemos que necesitamos mayor protección", indicaba el texto.
    El fallecimiento de una joven mujer, hace quince días, revivió el sentimiento popular con respecto a aquella necesidad y nuevamente volvieron a reunirse vecinos de distintos sectores de la comunidad, incluyendo profesionales médicos y paramédicos, a fin de reunir mayores antecedentes y datos técnicos que avalen este pedido.
    Ante esta insistencia, se concretó el viernes pasado una reunión de la que participaron los directivos del hospital, Magdalena Covello y José Mercado, el intendente Ampuero, las concejales Myriam Alonso y Lidia Gallardo y el diputado por pueblo, Roberto Fernández, para analizar las posibilidades de avanzar sobre el tema.
Otra convocatoria, concretada el domingo por la tarde, evidenció fuertes discusiones entre los directivos y algunos trabajadores de la salud.
  
    Opiniones médicas
    En este marco, el médico pediatra José Luis Núñez recordó que "nosotros en el hospital hacemos terapia intermedia todos los días, y lo que nos hace falta es terapia intensiva". "Hacemos terapia intermedia cotidianamente porque tenemos que hacer malabares para ver cómo va y si tenemos que salir con una derivación en avión a Gallegos o a Buenos Aires, o en una ambulancia a Comodoro o Caleta Olivia", recalcó.
    Javier Fernández, médico y padre de mellizos prematuros, reflexionaba en una entrevista que "los chiquitos siempre la pelean, sin darse cuenta sacan fuerzas de adentro y pelean todo, por lo que me parece injusto que los adultos, y especialmente los funcionarios que tienen poder de decisión, no peleen por ellos".
    "Nosotros salimos hace un tiempo a decirle a nuestra comunidad la necesidad que tenemos de contar con una terapia para adultos y una neonatología", recordó el facultativo, ratificando que "la infraestructura está, y eso podría ser algo complicado, porque hacer el espacio físico en un hospital es difícil, pero eso estuvo proyectado y nunca se llevó adelante".
    Replicando las estadísticas sobre casos graves que se registran en la ciudad, el facultativo afirmó que "las estadísticas me pueden orientar, pero son un número frío y solamente una orientación, pero si nos tenemos que oponer a las estadísticas, es nuestra obligación como médicos".

    Sistema saturado
    Al fundamentar la necesidad de estos servicios, el médico Fernández aseveró que "nadie está exento de necesitar la terapia intensiva, ya que tenemos accidentes gravísimos en las rutas, accidentes graves con los embarcados, y patologías que no son prevenibles por la atención primaria de la salud, como infartos, arritmias graves, accidentes cerebrovasculares". "En el momento en que se producen nuestros colegas tienen que hacer malabares, primero para que les consigan la derivación, en Caleta Olivia o en Comodoro Rivadavia, y no se consiguen, porque el sistema de salud está saturado, y tienen que estar, acá, tratando de contener o compensar, sin  los medios necesarios, más allá de que tengan o no los conocimientos", relató, para añadir que "después tenemos tres o cuatro horas de traslado, tiempo que le juega en contra al paciente".

    Dos casos en una jornada
    Una lamentable coincidencia se produjo este martes, cuando un bebé de entre veintiséis y veintisiete semanas de gestación nació en el hospital deseadense. El pequeño, que pesaba apenas 1,200 kg. debió ser trasladado en grave estado hasta la neonatología de Caleta Olivia, a doscientos kilómetros de Deseado, acompañado por la pediatra Pía Girardelli.
    En horas de la tarde fue una joven quien, según pudimos averiguar, presentaría un cuadro de pancreatitis y un fallo renal agudo, y también fue derivada a la norteña ciudad de Caleta Olivia, ya que necesitaba una tomografía y cuidados intensivos.

    Abrazo
    El grupo de vecinos, que no responde a sectores políticos o gremiales, ha convocado para el próximo sábado en horas de la tarde a un "abrazo simbólico" al hospital distrital de la ciudad, con la presentación de números artísticos y una nueva recolección de firmas para aumentar los avales al petitorio ya presentado.