EL ORDEN DIGITAL

jueves, 18 de noviembre de 2010

El presidente de la Caja de Prevision detallo los cambios en la ley jubilatoria

Cambios para que la CPS no colapse



Hay que hacer cambios para que el sistema no colapse, dijo el presidente de la Caja de Previsión Social Marcial Cané. El funcionario señaló que el proyecto plantea que la CPS quede en la órbita de la provincia; que la edad jubilatoria no se modifica; la movilidad del haber jubilatorio de acuerdo a los incrementos del sector pasivo, y el respeto al 82 por ciento móvil. El titular del organismo previsional indicó que «el proyecto que se presentó en la Legislatura Provincial cuida cuatro cuestiones básicas. La primera es que la CPS quede en la órbita de la provincia, la segunda, que la edad jubilatoria no se modifica, la tercera, la movilidad del haber jubilatorio de acuerdo a los incrementos del sector pasivo, y la cuarta, el respeto al 82 por ciento móvil», sin embargo señaló que “en este tema quiero hacer una acotación mediante un ejemplo, en el sector docente, alguien que aportó ocho años en Córdoba, siete años en La Rioja y diez años con nosotros, la ley actual dice que nosotros somos la caja otorgante de la jubilación porque es la que registra la mayor cantidad de aportes. Como el beneficiario estaría en condiciones de jubilarse porque tiene más de 25 años de aportes, la norma actual dice que si no reúne veinte años de aporte en nuestro sistema se le va a descontar dos puntos del 82 por ciento por cada año que le falte para llegar a los veinticinco».

Al respecto informó que «como sabemos que el trabajador no tiene la culpa, si trae las certificaciones de los otros lugares dónde trabajó, nosotros tenemos un convenio de reciprocidad y lo vamos a jubilar, después arreglaremos las cuestiones con las otras cajas», y en este contexto, indicó que «como muchos trabajadores que han trabajado acá y se han ido a otros lugares, hay un convenio de transferilidad para que no se perjudique al trabajador».



EL APORTE SOLIDARIO



Mas adelante puntualizó que «esos cuatro puntos están cuidados dentro de la ley y la nueva norma no afectará a los que ya están jubilados, porque no se legisla para atrás a menos que haya una ley de emergencia. Para evitar eso fue presentado este proyecto, para no declarar la ley de emergencia de provisional».

Sin embargo explicó que «si bien a los jubilados la nueva norma no los afecta, hay un artículo que pide un porcentaje solidario, que es voluntario para los que ya están y obligatorio para aquellos que se jubilen a partir de la sanción de la normativa. Considerando los niveles de ingreso, cuando el Artículo 63 dice que van a seguir aportando los jubilados que perciban haberes superiores a tres remuneraciones mínimos, estamos hablando que el haber mínimo de la categoría 10 está en 3188 para el activo y 2400 para el pasivo, tres haberes mínimos serían son casi 7 mil 900 pesos, entonces la escala quedaría de la siguiente forma: los que perciban haberes superiores a 7 mil 900 pesos y hasta 10 mil aportaran solidariamente el 7 por ciento, de 10 mil a 15 mil el doce por ciento, y de 15 a 20 el quince por ciento. Los que perciben haberes inferiores a esa cifra no realizarán ningún tipo de aporte».

Tras aclarar que «hay muchos jubilados y centros de jubilados que han manifestado que no tienen problemas en seguir aportando», mencionó que «en una aproximación en este punto lo que nosotros hemos cuantificado es que subsana, aproximadamente, el tres por ciento del déficit que tenemos actualmente, consistente el orden de los 29 millones por mes y que llegaría a unos 407 millones de pesos este año».



MEMORIAS Y BALANCES



Consultado sobre algunas acusaciones de sectores de la oposición en cuanto a la falta de memorias y balances por parte del organismos, Cané manifestó que «estuvimos publicando durante bastante tiempo, mes a mes, los gastos mensuales, los ingresos y los egresos de forma mensual; cuánto nos ingresa en concepto de aportes, cuánto nos ingresa por regalías y cuánto nos ingresa por combustible. Además de colocar en la contabilidad la liquidación de los haberes de los jubilados, es decir, los egresos».

En este contexto estimó que «cuando se tiene que poner palos en la rueda se hace», y refiriéndose a Pedro Muñoz, secretario general de la A.Do.Sa.C. Santa Cruz, comentó que «tuvimos una reunión con él, quien vino acompañado por sus asesores y otros miembros de la comisión directiva del gremio, estuvieron acá sentados, nosotros le mostramos el estado de la Caja de Previsión, le dijimos que tienen todo a disposición para mirar lo que quieran y quedaron en que iban a hacer algún aporte».

«Hace un año que tuvimos este encuentro y jamás hicieron un aporte» recordó, al tiempo que consideró que «lo único que propusieron es que el déficit lo pongan las petroleras, las pesqueras o las mineras, no quieren que les toquen nada y no hacer nada es la mejor manera que el ente pase al estado nacional, porque cuando nosotros en el 2014 tengamos un déficit cercano a los 2 mil millones de pesos quien lo va a poner».

Cané subrayó que «si quieren mirar las cuentas para atrás, no hay problema, pero el déficit es porque si nosotros recaudamos 10 y tenemos que pagar quince, hay cinco que son déficit, esto es elemental en cualquier cuestión económica, y este es el punto: los ingresos son muy inferiores a los egresos y tenemos que resolver esta cuestión porque esta es la realidad que enfrentamos».

De esta manera dijo que «nosotros presentamos nuestras rendiciones actualizadas al Tribunal de Cuentas, donde hay un vocal por la oposición. Es más, la oposición tuvo representante dentro de la Caja de Previsión Social y jamás hicieron nada».



Las modificaciones a la actual norma

Cané manifestó que «elevamos de 20 a 25 años la cantidad de años de aportes a la Caja de Previsión Social para el rol de ente otorgante. Esto no significa que los que tienen aportes a otras cajas no se pueden jubilar, lo van a hacer y lo único que se va a hacer es descontarles un punto por cada año que le falte para llegar a los 25 años».

«En este marco –añadió- debo aclarar que la actual ley dice que las mujeres pueden jubilarse con 28 años de aportes y 30 años los hombres, sin límite de edad en ambos casos, pero en el caso que superen los 25 años de aportes, se les va a aumentar el porcentaje del haber jubilatorio en un punto por cada año que supere ese límite, o sea, que en ese sentido hay una mejora a la actual normativa, porque hasta ahora se venían jubilando con el 82 por ciento y con la nueva ley se pueden llegar a jubilar con el 85 y con el 87 por ciento en el caso de los hombres».

Por otra parte, tras subrayar que «no es la solución definitiva», informó que «nosotros tenemos cuantificado el tema de los aportes, porque eso se puede hacer hasta el último centavo, e hicimos cambios el tema del aporte personal y patronal. Hasta ahora, en el régimen general, el aporte personal era del 12 por ciento y con la propuesta de este proyecto se va a elevar al 14 por ciento y el aporte patronal, es decir, el del Estado, que hasta ahora aporta el 11,5, va a ser del 16 por ciento».

«En el régimen docente –acotó- el aporte personal es del 14 por ciento y la propuesta es del 16 por ciento, dos pesos más por cada cien pesos que cobran, y el aporte patronal que está es del 5,5 por ciento va a ser elevado al 18 por ciento. Con la elevación de los aportes nosotros tenemos resuelto 21 millones de pesos por mes del déficit que es de los 29 millones. De estos 21, el Estado pone 16 millones en la elevación de las alícuotas y el trabajador, es decir, los 42 mil activos que ahora están trabajando, entre todos aportan 5 millones».

Luego analizó el «cargo base» que se tomará como parámetro para establecer la jubilación. En ese sentido, dijo que «hasta ahora lo veníamos estableciendo a partir del mejor con duración de un año. Por eso, en la práctica, como nuestra intención siempre fue beneficiar al trabajador más allá de la carrera, generalmente, el último año que el empleado estaba en actividad se le aumentaba categoría o se le daba un cargo y se jubilaba con ese cargo. Esto también contribuyó a que la Caja esté en estas condiciones».

El funcionario recordó que «en el año ’99, cuando el entonces gobernador Néstor Kirchner no quiso transferir al Estado nacional la Caja de Previsión Social firmó un convenio para la armonización, pero hubieron 12 cajas en el país, más la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que tuvieron que transferir sus cajas a la órbita nacional por la imposibilidad de sostenerlas. El resto está en los ámbitos provinciales, pero han tenido que hacer su armonización y en casi todos esos entes, la exigencia de edad cambió, por dar un ejemplo, Córdoba, hace dos o tres años, de un día para otro paso de 50 y 52 años a 60 y 65, y para el establecimiento del cargo base, la permanencia de dos años se extendió a 20 años. Es algo más justo porque es cobrar por lo que se aportó, pero bueno nosotros lo queremos elevar a los cinco últimos años, pero si los mejores estuvieron antes de esa fecha se va a tomar el promedio de los diez años de toda la carrera».

En ese sentido, Cané ejemplificó diciendo que «nosotros, en la Caja de Previsión Social, tenemos 100 empleados activos pertenecientes a la Ley 591 con sueldos promedio de 3600 pesos, los aportes personales que realizan todos esos trabajadores actualmente no alcanza para pagar una jubilación del sector judiciales que llegan a tener jubilaciones de 48 mil pesos. Una parte del déficit lo pone el A.N.Se.S. y otra parte la provincia que lo toma de las regalías y de la coparticipación que recibe por tributos que pagan las operadoras petroleras, de las pesqueras o de las mineras. Entonces pedir que el déficit lo paguen esos sectores no es la solución, nosotros tenemos un régimen muy superior al que tiene el A.N.Se.S., yo creo que nadie conoce un jubilado por ese ente que cobre 7 mil pesos, que es una jubilación media nuestra».

«El 2014 no está lejos» recordó, en tanto, señaló que «la proyección que tenemos es que vamos a tener el doble de beneficiarios y va a descender la cantidad de activos que aportan. Entonces me pregunto quien va a pagar ese déficit, o pretendemos que el estado declare la emergencia provisional, con todo lo que ello significa. Hay que aprovechar este momento e ir resolviendo de forma paulatina la situación. Yo escuche la propuesta de la creación de un instituto, esto no aporta nada, la seguridad social tiene tres patas: una es la previsión, la otra es la salud, y la tercera es la asistencia social a los que menos tienen. Armar un organismo en este contexto con el ánimo de financiar el sistema previsional lo único que vamos a hacer es disminuir la calidad en la salud y la asistencia a los que más necesitan».

«Por suerte yo creo que la mayoría de la población entiende ésto, sino la movilización a Casa de Gobierno hubiera sido masiva y no hubo más de cien personas» concluyó.

EL PERIODICO AUSTRAL