EL ORDEN DIGITAL

viernes, 12 de noviembre de 2010

Daniel Peralta denuncia que la oposicion quiere dejar sin obras publicas a Santa Cruz

Peralta denuncia «piquete legislativo» contra Cristina



Críticas a gremios provinciales
y a Eduardo Costa

El gobernador Daniel Peralta formuló severas declaraciones ayer, en una entrevista radial para FM Desire. Mencionó jubilaciones judiciales de hasta cuarenta mil pesos, sostuvo que si «no bancamos la Caja, en pocos meses hay que transferirla a la Nación». Durísimas críticas a Eduardo Costa, Eduardo Amadeo y Lilita Carrió.


El mandatario provincial dijo que «si nosotros no logramos bancar a nuestra Caja, la Caja se cae y tenemos que transferirla a la Nación en forma inminente». «Si esta ley no se aprueba, no pasamos de los seis meses del año que viene y tenemos que transferir todo a la Nación con lo que eso significa», advirtió.

«Si el déficit sigue, el otro año o pagamos las jubilaciones o pagamos los salarios del sector activo», afirmó, planteando que «ellos sabrán lo que hacen» en referencia al paro anunciado por el gremio docente y a las otras medidas anunciadas por agrupaciones gremiales.

«Vamos a sancionar la ley, y esto no se arregla con paros, ni de un día ni de diez días ni de mil días», enfatizó, agregando que «cuando fueron convocados para fijar su posición nunca vinieron, y si ahora la solución es dejar a los chicos sin clase, ellos sabrán por qué lo hacen».

Durante la entrevista emitida ayer por FM Desire, Daniel Peralta sostuvo que «ese déficit solamente puede sostenerse agregando una gran cantidad de activos a nuestro sistema, y eso no podemos hacerlo», y sentenció que «el sostener el déficit de esta Caja es la quiebra del sistema económico de Santa Cruz».

En este contexto el Gobernador cuestionó que «el incremento de recursos que plantean estos sectores es muy nebuloso, porque están en contra de la minería pero quieren más impuestos a la minería, están en contra de las petroleras pero quieren que cobremos más impuestos a las petroleras... no he escuchado alguna cosa que atienda a como sostener inclusive las jubilaciones de quince mil, veinte mil, treinta mil o cuarenta mil pesos».



Determinación

Peralta recalcó que «tenemos una determinación tomada, y ahora está en los señores legisladores el manejo de los tiempos institucionales a partir de los mecanismos que tienen en la Cámara de Diputados».

«Los judiciales quieren defender jubilaciones de veinte mil, veinticinco mil, treinta mil y hasta cuarenta mil pesos», comentó el mandatario, admitiendo que «para sostener aun eso que se pretende debemos introducir modificaciones y tiene que haber un esfuerzo solidario de todos, algo que el Estado está dispuesto a hacer, aumentando en forma considerable los aportes patronales».



Contra CTA

Daniel Peralta confirmó que no le cabe «la menor duda» de la intencionalidad política que existiría detrás de las demandas. «Los sectores sindicales agrupados en la CTA piensan igual que la CTA, y de hecho votan igual, construyen políticas igual», subrayó, al tiempo que criticó severamente a los partidos opositores en estos términos: «Es la misma oposición que a nivel nacional hizo anoche un papel lamentable, triste, deplorable, que está dejando sin obra pública a Santa Cruz y al resto del país para el próximo año».

Recordó, en este sentido, que «es el único presupuesto del período democrático que no le es aprobado a una Presidenta», sugiriendo a los santacruceños «que tengan en cuenta nombres como el de Amadeo, del Peronismo Federal, el de Aguad, de la Unión Cívica Radical, de la doctora Carrió, de la Coalición Cívica, que tengan en cuenta que nos vamos a quedar sin las represas de Cóndor Cliff y La Barrancosa, las viviendas que nos correspondían, las rutas, las cuadras de pavimento».

Más adelante instó a los intendentes a que «tengan en cuenta las obras públicas que pueden caerse a partir de dos presupuestos que son dos engendros». «Se le quiere decir a nuestra Presidenta cómo debe gobernar», lamentó, invitando a que «no caigamos en estos fuegos artificiales con los que nos quieren confundir», calificando el accionar de gran parte de la oposición como un «piquete mediático».



Duro contra Costa

El Gobernador cargó especialmente contra el diputado Eduardo Amadeo, quien había cuestionado la construcción de las represas sobre el río Santa Cruz, al decir que «formó parte de un gobierno que desindustrializó y generó una fábrica de pobres en el país», cuestionando a otros legisladores que «aplaudían y se hacían los distraídos... algunos de ellos de Santa Cruz, y que son responsables de las decisiones que se tomen y que afecten a los trabajadores de la construcción, a las cooperativas, a las pymes y a toda la gente que depende de la obra pública».

«Estamos ante una maniobra desesperada basada en el año electoral, donde los dos presupuestos de la oposición borran la obra pública de Santa Cruz y de todo el país», enfatizó, considerando que estas actitudes están conectadas con las protestas gremiales en el ámbito de la provincia.

«Está claro que esto es un circo mediático que se ha montado, porque cualquier presupuesto que no está en el marco de condiciones de la que fue elegida para gobernar, tiene que proponerse al pueblo de la Nación y eso es la democracia», planteó, cuestionando que «algunos de los que están ahí se han lastimado los nudillos golpeando a la puerta de los cuarteles».

Endureciendo el tono de sus críticas, Peralta dijo que «no se puede hacer esto gratuitamente, poniéndole una traba a una persona a la que hace dos semanas todos la estaban consolando y como decía la oposición que a partir de la pérdida irreparable iban a poner lo mejor de sí para que el país no pierda la goberna-bilidad». «Lo que hicieron en el Congreso es todo lo contrario, queriendo reemplazar las funciones de la Presidenta de la Nación», opinó.

En este sentido, recriminó al diputado nacional Eduardo Costa que «la semana pasada dijo que las represas de Cóndor Cliff y La Barrancosa debían hacerse y están garantizadas, y luego aplaude y consiente a los que dicen que no deben hacerse y que el dinero debe repartirse entre los pobres». «Hay que levantar la mano en la Cámara y oponerse a cosas como estas, y no lo vi en esa posición», concluyó.