EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 20 de octubre de 2010

Plantas pesqueras terminan el año con normalidad. Destacan actitud de Pespasa

"En Deseado llegamos a fin de año trabajando con normalidad"



Plantas pesqueras: tarea conjunta entre STIA,
la Nación y Santa Cruz



En medio de varias situaciones complicadas y numerosas gestiones para poner en plena actividad a las plantas pesqueras de Puerto Deseado, la reasignación de cuotas sociales permitió que se recuperara el movimiento laboral. Gremialistas destacan esfuerzo empresario para cumplir con las obligaciones salariales.



“Llegamos a un fin de año con las plantas pesqueras trabajando con normalidad y en forma sostenida lo cual para un sector tan complejo como el de la pesca no es poca cosa. A excepción de la empresa Santa Elena que tiene atrasos en los pagos de los salarios, el resto está operando normalmente acá en Puerto Deseado”, dijo el dirigente de STIA, José Aguilar, a la revista Puerto.

“Lo que ha permitido mejorar la situación ha sido la reasignación de cuotas que se hicieron, lo que permitió la llegada de barcos de Mar del Plata a pescar y descargar en Santa Cruz. La primera mitad del año tuvimos las plantas paradas por falta de materia prima, la flota chica no pudo encontrar el recurso y eso por supuesto afectó el trabajo en tierra porque no había pescado para procesar”, indicó Aguilar en la entrevista.

El dirigente gremial puso de relieve que en la segunda mitad del año, tras una virtual paralización de las plantas, que hizo temer lo peor para una comunidad tan dependiente de la pesca “se logró revertir la situación y las plantas recobraron su normalidad, aunque debo destacar que las empresas hicieron un esfuerzo importante porque cuando estuvieron sin actividad no dejaron de pagar en ningún momento, pagaron los sueldos completos y no sólo el mínimo garantizado, eso quiero destacarlo”.

“En este momento en Puerto Deseado están trabajando nueve plantas y se han despejado potenciales problemas porque con la llegada de los barcos Desafío y Tomas I que fueron traídos desde Mar del Plata, se garantiza la provisión de materia prima para lo que queda del año”, dijo Aguilar a la publicación especializada.

Para el sindicalista “se ha hecho una buena disposición del cupo social que le corresponde a Santa Cruz y por la cuenta que llevamos nosotros casi la totalidad de ese cupo ha sido descargado en la provincia. A pesar de los inconvenientes en el comienzo se puede decir que ha sido un año relativamente estable. Es cierto, no se encontró langostino ni merluza en aguas provinciales, pero después llegó calamar y con estos dos nuevos barcos proveyendo a las plantas hay que hacer un balance positivo”.

Entre los casos presentados, subrayó que "la empresa Pespasa estuvo parada siete meses y durante esos siete meses la gente estuvo en sus casas cobrando su sueldo”.



Trabajo conjunto entre Nación y Provincia

En otro tramo de la entrevista realizada por Nelson Saldivia, José Aguilar consideró que ·las empresas han hecho un esfuerzo importante, y hubo colaboración de todas las partes, tanto de los funcionarios provinciales como del Ministerio de Trabajo de la Nación al disponer de los subsidios denominados Repro, que se trasladan al salario del trabajador sin que signifique una mayor carga para el empleador. Y, de esta manera se va cerrando el año 2010, bastante mejor que como comenzó”.



Barco reacondicionado

Por otra parte, el barco Pespasa I, de la empresa del mismo nombre "tendrá que ser sometido a un reacondicionamiento en algunas partes de su estructura para poder a albergar en su bodega los 3200 cajones de merluza que se estima podrá cargar", según lo consigna el portal Mar y Pesca.

“No son grandes cambios, pero aparte de sacarle los tangones hace falta cerrar túneles y reacondicionar la bodega porque el pescado con el que va a trabajar va a ser fresco, no congelado, y eso lleva un poco de tiempo”, sostuvo una fuente de la empresa, quien además indicó que, con respecto al cupo de merluza no habrá problemas “porque tengo entendido que al buque se le transferirá cuota del Viento de Sur y algo de cuota social que le prometió la provincia”, detalla la nota citada. El Pespasa I se dedicará a la pesca de merluza hubbsi, y cuenta con un cupo de trescientas toneladas otorgado por el Consejo Federal Pesquero a pedido de la Subsecretaría de Pesca de Santa Cruz, así como otras tres embarcaciones de distintas empresas.