EL ORDEN DIGITAL

viernes, 29 de octubre de 2010

GOLPEARON A DIRIGENTE DEL PARTIDO OBRERO EN RIO GALLEGOS

Del Pla denunció agresión de “patota sindical” de UOCRA



El dirigente del PartidO Obrero (PO) de Santa Cruz, Miguel del Pla denunció ayer que fue agredido por una “patota sindical de la UOCRA” (Unión Obreros de la Construcción) mientras apoyaba junto a otros militantes un reclamo de empleados de comercio.

“Mañana –por hoy - están previstas las elecciones del Sindicato de Empleados de Comercio. Había un sector opositor, la Lista Verde, a la que se le impidió la participación. Esta gente determinó presentarse hoy – por ayer – reclamando que se les permitiera participar. Ingresaron al sindicato pero estuvieron pacíficamente”, relató De Pla para graficar en contexto donde ocurrieron los incidentes.

“Se manifestaban pacíficamente, y nosotros como militantes del partido obrero, se nos convocó para hacer el aguante. Entonces fuimos y estuvimos un rato en la vereda para apoyar”, indicó.

Acerca de cómo se desencadenó la agresión, el dirigente de izquierda afirmó: “a manifestación se inició por la mañana y cerca de las 16 horas, llegó Rubén Aguilera

(Secretario General de la CGT y de UTA) quien conversó con nosotros. Nos da a entender que si nos quedamos la podíamos ligar”.

De todos modos, los militantes del PO y los manifestantes anunciaron que permanecerían dado que se trataba de afiliados que “reclamaban democracia sindical”

“Fue en ese momento que estando presente Aguilera y Claudio Silva de Empleados de Comercio, llegaron unas 70 personas de la UOCRA, con palos en mano, amenazantes y gritando que los sindicatos son de Perón. Era la misma escena que filmó C5N, cuando asesinaron a Mariano Ferreira en Buenos Aires”, remarcó Del Pla comparando los hechos que tuvieron lugar la semana pasada en una manifestación de Ferroviarios.

“Los que estábamos en la vereda fuimos los primeros corridos. después sacaron a los compañeros que estaban adentro e incluso les robaron sus pertenencias. Nos pegaron garrotazos y nos patearon en el piso como a perros. A mi y a otros compañeros”, dijo Del Pla, mientras concurría ayer por la tarde a sede policial para efectuar la denuncia correspondiente.

“Realmente fue una salvajada. Vivimos una situación de verdadero terror”, concluyó el dirigente quien denunció también que durante la “golpiza” le robaron el teléfono celular.

LA PRENSA DE SANTA CRUZ