EL ORDEN DIGITAL

jueves, 21 de octubre de 2010

Declaraciones de Peralta a FM Desire/ Exige responsabilidad social a empresarios

"Si ante el conflicto todos cortamos la ruta, Santa Cruz va a ser inviable"



Peralta advirtió fuertes cambios en la entrega de permisos de pesca



El gobernador Daniel Peralta comentó ayer la preocupación que le expresaron trabajadores de la pesquera Santa Elena y dirigentes del gremio STIA, quienes "temen por su fuente de trabajo, y además porque se necesita que el empresario cumpla con sus obligaciones empresarias, más allá de que tenga trabadas sus exportaciones y algunos problemas con los insumos". "No me parece que haya empresarios que tengan que depender de eso para pagar una quincena", sentenció.

En este contexto el mandatario dijo categóricamente que "tomamos mal este tipo de actitudes porque nosotros hacemos muchas veces un esfuerzo fiscal que es de todos los santacruceños, en conjunto con el Consejo Municipal Pesquero, cuando hay que tener alguna consideración con los permisos de pesca". A esta altura, Peralta sostuvo enfáticamente que "ya les estoy diciendo que este año no va a ser así, que van a tener que estar atados a la sustentabilidad de los puestos de trabajo y, obviamente, al salario de los trabajadores", refiriéndose en forma concreta "a la parada biológica que tenemos todos los años y que siempre termina poniendo plata el gobierno provincial".

Continuando con su advertencia, adelantó que "van a tener que juntarse las empresas con el ministro de la Producción, el jefe de gabinete, el intendente y los demás integrantes del Consejo Municipal Pesquero para definir las cosas que haremos, y que si la provincia tiene que hacer un esfuerzo, sirva para sostener los puestos de trabajo en primer lugar, que es lo más importante, hasta que se reactive el esquema en la pesca, y esperando ver cómo se trabaja con este tema de los barcos chinos, que esperamos poder llegar a buen resultado la semana que viene y ver si podemos ingresar barcos y reactivar todo el movimiento del puerto". "De lo que se trata es de ver cómo hacemos todos juntos los inconvenientes que tenemos", puntualizó.



Consecuencias del 2007

El gobernador Peralta reflexionó que "con la pesca, después de los hechos del 2007, las cosas se pusieron bastante complicadas", concluyendo que "lo que nosotros tenemos que hacer es no enturbiar más la situación". "La gente tiene que trabajar con tranquilidad, los marineros, el personal de la estiba, de STIA... hay que tener en cuenta el Puerto Deseado de hoy y el momento en que estamos, la fecha del almanaque y los meses complicados a partir de noviembre, por lo que tenemos que ver cómo avanzamos a la espera de una mejor temporada de la que hemos tenido, sin tantos altibajos, con mejores precios internacionales, que al final se lograron", reflexionó, recordando que "empezamos el año sin precio para el langostino y el calamar por la crisis internacional".

Con respecto a la política del gobierno provincial para el sector, el mandatario reafirmó que "los permisos de pesca es de los santacruceños, no es del gobierno provincial, porque ese dinero que se cobra se reparte en otras cosas", mencionando la tarea de "crear un fondo para sostener a la actividad cuando hay problemas, el fondo anticrisis para paliar estas situaciones".

"Las empresas adujeron en varias oportunidades desde el 2007, la falta de rentabilidad, y nosotros tenemos algunas dudas sobre eso, pero si hubiera falta de rentabilidad están los recursos que establece la ley, como el procedimiento de crisis y otras instancias ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y la Subsecretaría de Trabajo de la provincia", observó, replicando que "lo que no puede ser es ver cómo, en una pequeña caída de algo, porque entonces caemos en lo que alguna vez dije en Puerto Deseado, que hay empresas pobres con empresarios ricos, y allí la gente tiene derecho a protestar y a expresarse".

Peralta puso de relieve la responsabilidad social de los empresarios, mencionando el trabajo en conjunto de los distintos entes del estado nacional y provincial, señalando que "las empresas tienen que ser parte de esto, pero parte comprometida, no mirando por la ventana cómo discutimos nosotros para hacerle la vida más fácil a ellos".



Cortes de ruta

Durante la entrevista concedida a FM Desiré, el gobernador también formuló algunas consideraciones sobre los severos cortes de ruta que se produjeron esta semana en Caleta Olivia, señalando que "en el único lugar donde no hay conflictos es en el cementerio". "Conflictos tiene la vida desde que nos levantamos hasta que nos acostamos... el problema es cómo buscamos la salida al conflicto a partir de un marco de convivencia, porque después del corte los muchachos vuelven a comprar al mismo almacén del barrio al que perjudicaron", reflexionó.

"Si hay un empresario que no se comporta en el marco de la legislación, que no cumplió con el pago de los salarios y encima, por ahí, actúa con mala fe, está bien que haya protestas en la empresa cuando se agotan los plazos, pero si como metodología vamos todos a cortar la ruta, Santa Cruz va a ser inviable", concluyó.