EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 13 de octubre de 2010

Arturo Puricelli volvio a El Chalten

Puricelli estuvo en la localidad que fundó hace 25 años
 
El ex gobernador de la provincia participó de la ceremonia en la que se conmemoró el 25 aniversario de El Chaltén. Arturo Puricelli impulsó la fundación del pueblo como un gesto de soberanía. El ex mandatario recordó aquellos momentos con emoción y un profundo reconociendo a los que participaron de esa gesta. Santa Cruz

El ex gobernador de la provincia de Santa Cruz, durante cuya gestión fue creada la Comisión de Fomento de El Chaltén, Arturo Puricelli, participó del 25 aniversario de la localidad y recordó la fecha de fundación. “Allá por 1985 veníamos a esta tierra con la ilusión y la esperanza. Fue un día donde el clima se presentaba especialmente hostil, casi no permitió, al entonces obispo diocesano monseñor Miguel Angel Aleman, dar la misa e hizo que las estrofas del Himno Nacional, ejecutado por la banda del Ejército Argentino de Comandante Luis Piedra Buena, se perdieran en la inmensidad de un valle que sólo tenía un puente y una hostería”.

Tras señalar que “así empezamos a concebir la necesidad de que allí haya un pueblo después que se firmara el Tratado de Paz y Amistad con la hermana República de Chile, por feliz iniciativa del entonces presidente Raúl Ricardo Alfonsín”, y en ese contexto, recordó que “empezamos a pensar que era importante que pudiéramos fundar un pueblo y comenzamos a soñar que ese pueblo podía consolidar la soberanía, incuestionablemente, argentina en esta zona, que podía tener sustento propio de vida, y que tenía que permitir a los hijos y nietos de los primeros pobladores obtener la propiedad de la tierra que legítimamente les correspondía, y así, junto con la fundación de El Chaltén le pedimos a nuestro Ejército Argentino que nos diera la propiedad a la provincia de 15 mil hectáreas que había en esta región, e instalamos más de diez establecimientos ganaderos que consolidaron la ocupación territorial”.

El actual titular de la Dirección General de Fabricaciones Militares, indicó que “hoy les puedo decir con absoluta sinceridad a todos aquellos que me acompañaron y alentaron en esta iniciativa, muchos de ellos aquí presentes y muchos otros que ya no están, que hicieron un acto de fe al sancionar una ley creando un pueblo en la provincia de Santa Cruz y al izar nuestra Bandera argentina en este lugar para decir que aquí comenzábamos con la construcción de una ilusión y una esperanza que se iba a El Chaltén”.

“Ese día –continuó- con nuestro Ejército Argentino, la Fuerza Aérea que sobrevoló la región, la Marina, la Gendarmería Nacional, la prefectura Naval Argentina, la Policía provincial, y Parques Nacionales, pese al telegrama intimidatorio de su presidente que me amenazó de someterme a la justicia penal si fundaba este pueblo, decidimos que El Chaltén naciera. En ese momento, sería injusto no reconocerlo, me acompañaron tres colegas gobernadores, un gran amigo y gran mandatario de la provincia del Chubut, de la UCR, Dr. Atilio Miglione; el justicialista Carlos Snopek de la provincia de Jujuy y también estaba el querido amigo, gobernador de la provincia de La Pampa, Rubén Marín. Ellos vinieron a este acto de fe y a esto hay sumarle algo sin lo cual esta localidad no existiría: la decisión de muchos argentinos, no sólo santacruceños, que apostaron a esta idea y vinieron a dejar el esfuerzo de su trabajo, sin recursos, sin pavimento, con menguada energía eléctrica que se cortaba a las doce de la noche, con poca agua, con mucho viento y con más ganas de trabajar que de pensar en los obstáculos que tenían que sobrellevar para terminar de construir ese sueño”.
 
LA OPINION AUSTRAL