EL ORDEN DIGITAL

viernes, 15 de octubre de 2010

82 por ciento movil/ Senador Martinez afirma que "es posible"

“Es posible”, dijo Alfredo Martínez sobre 82 % móvil de jubilaciónAsí lo afirmó, anticipándose a la posibilidad del veto presidencial de la medida transformada en ley ayer en el Senado, el legislador nacional por Santa Cruz que preside en la Cámara Alta la Comisión de Trabajo y Previsión. Detallada argumentación sobre las posibilidades de financiamiento de la medida.


Luego que el Senado transformara ayer en ley el proyecto del 82 % móvil de jubilación que traía media sanción de Diputados, quien preside la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara Alta del Congreso Nacional, el senador nacional por Santa Cruz Alfredo Martínez, frente a la posibilidad del veto presidencial aclaró que “este es un trabajo de mucho más de un año, con audiencias públicas en varias provincias, no es una medida que surgió para lastimar al gobierno, sino que es posible hacer y ojalá que se haga”.

Más aún, opinó el legislador radical que “si esto tiene que ser un beneficio político para la presidenta (Cristina Fernández), pues que lo sea, porque lo más importante es dar una respuesta a los jubilados, no es que ayude a unos u otros, sino que tenemos que ser claros y dar respuesta a los jubilados”.

Martínez destacó que la aplicación de esta ley llevaría el haber mínimo de los jubilados nacionales, “de mil y monedas, a 1.400 pesos y a partir de enero, a 1.504 pesos”.

No obstante, el legislador explicó por LU 12 Radio Río Gallegos que, “la única forma de subsanar si existiera un veto de presidencia, una potestad constitucional que tiene, sería con la insistencia de los dos tercios de las dos cámaras, que es imposible como están dados los números”, con lo cual dijo que “si existiera el veto, no se podría aplicar esta ley”.

Mientras tanto, Martínez aseguró que si no fuera viable su aplicación, no hubiera sido aprobada por Senadores, al igual que en Diputados, y se basó en dichos del titular de la ANSES para afirmar que la aplicación de la medida tiene un costo de 27 mil a 30 mil millones de pesos anuales, en tanto que detalló, “al analizar de dónde podrían ser tomados estos fondos, para poder aplicar esta medida una de las cosas que planteamos es sin tocar el fondo de garantía de la ANSES, sólo el beneficio”.

El legislador explicó que “hoy el fondo de garantía está en 150 mil millones de pesos aproximadamente, y suponiendo un rendimiento bajo, del 6 % anual, estamos hablando de 9 mil millones de pesos que tendríamos ya, con este dato”, mientras que continuó: “cuando vemos en el Presupuesto que hay transferencias hacia el Tesoro por más de 3.500 millones de pesos, ya estaríamos llegando a los 13 mil millones de pesos”.

A todo esto añadió Martínez: “cuando vemos que se están financiando cosas que no tienen que ser con plata de los jubilados, como Fútbol para todos o los aportes a las empresas automotrices, entendemos que tienen que salir de otro lado, y cuando vemos que la ayuda universal por hijo con la que acordamos, entendemos que tiene que salir del Tesoro y no de los fondos de jubilados, estamos hablando ya de 11 mil millones de pesos más”.

Más aún, remarcó que “cuando vemos que de esta plata que se le va a dar a los jubilados, va a ser invertida y todo tendrá el 21 % del IVA, habrá un recupero que estará por sobre los 4 mil millones de pesos, lo que significa que ya estaríamos con el número necesario para poder llevar adelante esto”, dijo en torno a los argumentos que le tocó presentar ante la Comisión de Presupuesto de ese cuerpo legislativo que integra.
 
LA OPINION AUSTRAL