EL ORDEN DIGITAL

martes, 28 de septiembre de 2010

Una experiencia original: crianza de truchas en Cerro Vanguardia

Biodiversidad de la mano de la minería: crían truchas en espejo de agua
En el espejo de agua natural denominado laguna El Carbón, dentro del yacimiento Cerro Vanguardia, hay truchas, muchas truchas. Se trata del resultado de una prueba piloto que realiza la compañía minera con el asesoramiento de expertos de Harengus S.A. los mismos que manejan la estación de piscicultura de la isla Pavón. La experiencia, que tal vez pueda servir a futuro como base de un circuito productivo, demuestra entre otras cosas, el grado de contaminación cero de las napas del yacimiento.

Cran truchas en un espejo de agua dentro del Cerro Vanguardia.

La laguna El Carbón es un cuerpo de agua superficial ubicado en una geodepresión natural del terreno el que, en condiciones normales, se presenta como la mayoría de los cuerpos de agua de la zona, con un régimen de presencia semipermanente. Debido a la intervención antrópica mediante la cual se le suministra un flujo de agua ininterrumpido, producto del drenaje de los pits y de la evacuación de mina subterránea, este cuerpo de agua tiene desde hace unos años un carácter permanente.

La trucha es un pez de agua dulce, capaz de adaptarse a distintos ambientes, pero en todos los casos, existe un requisito innegociable: El agua en la que vive debe estar totalmente libre de contaminación. En nuestro país, está distribuida fundamentalmente en ríos, arroyos y lagos patagónicos, pero además es la especie más utilizada en la piscicultura comercial. En Santa Cruz, sólo existía un empren-dimiento de piscicultura, dedicado a la cría de esta especie. Se trata de un proyecto que comenzó hace 18 años de la mano de la Municipalidad de Comandante Luis Piedra Buena, que instaló la conocida planta de la isla Pavón, para pasar luego a depender de la empresa Harengus S.A. Ahora, la empresa Anglo Gold Ashanti, operadora del yacimiento Cerro Vanguardia, ha comenzado una interesante experiencia de cría en el espejo de agua conocido como laguna El Carbón: “Se trata de una prueba piloto que, además de un invalorable caudal de información técnica acerca de la cría de estos peces en este tipo de ambientes, permite mostrarle a la comunidad que no hay índices de contaminación en nuestras aguas”, explicó Germán Stocker, jefe de comunicaciones de la compañía minera.
Acuicultura
En los conceptos coincidió Rubén Hudson, técnico en acuicultura, que desde hace muchos años trabaja en la planta de piscicultura de la isla Pavón: “Los proyectos de Cerro Vanguardia y de la isla Pavón pueden compararse en el sentido que en ambos se trabaja la trucha arco iris, aunque tienen algunas diferencias importantes”, indicó Hudson. “En el proyecto de la isla Pavón se trabaja de manera intensiva, con alta densidad de peces y en extremas condiciones de seguridad, con la base del alimento artificial.
En Cerro Vanguardia trabajamos con piscicultura extensiva, que significa que aprovechamos un ambiente que se generó artificialmente. Este proyecto se realizó en la laguna del Carbón, que tiene 45 hectáreas y seis metros de profundidad. En este espejo se ha desarrollado una fauna nutritiva para los peces, que permite el ciclo de vida, una cadena trófica dentro del ambiente donde se han desarrollado los productores primarios, que son algas, los consumidores primarios que son los zooplancton, y que permite la vida de animales de distintos tamaños”, explicó el técnico.
“En cualquier ambiente acuático natural y libre de contaminantes, se genera vida a partir de las algas que son las productoras. A partir de allí hay una cadena alimenticia que es lo que aprovechamos. En el lugar agregamos peces que van a vivir a expensas de esa cadena. Para ello debimos evaluar la laguna, conocer la disponibilidad del alimento, etc. Tras ese estudio, hicimos una siembra de 20 mil alevines que fueron adquiridos a la planta que Harengus posee en la isla Pavón. Luego de sembrar los peces, fuimos haciendo evaluaciones periódicas para seguir la evolución, que ha sido excelente, y nos permitió al año obtener ejemplares de medio kilo…”

Investigación

Por su parte, Germán Stocker comentó que “Cerro Vanguardia no se ha planteado esto como un emprendimiento de tipo comercial, sino más bien de investigación. Las empresas mineras suelen ser cuestionadas como potenciales contaminantes de las aguas, y Cerro Vanguardia está interesada en demostrar que las cosas se están haciendo correctamente. La sobrevivencia de truchas en aguas que provienen de nuestras napas, demuestra mas allá de toda duda que el grado de contaminación es cero. De lo contrario, sería sencillamente imposible que un animal especialmente delicado en ese sentido, pudiera sobrevivir.”
“Estas iniciativas van muy en línea con los valores de Anglo Gold Ashanti, ya que estamos comprometidos a mejorar continuamente nuestros procesos con el fin de evitar la contaminación, minimizar la polución y la producción de desechos y conservar los recursos naturales. Buscamos soluciones innovadoras para mitigar los riesgos medioambientales y para realzar los resultados positivos de nuestras operaciones”, agregó Germán.

Desarrollos
Cabe señalar que el desarrollo de este tipo de proyectos presupone un largo tiempo de investigación antes de su puesta en marcha, y a partir de ahí, una valiosísima fuente de información técnica de gran utilidad para la comunidad, ya que cualquiera que decidiera incursionar en esta actividad la tendrá a su alcance. “No nos olvidemos que la piscicultura y la acuicultura, son actividades que tienen un gran futuro. Los mares están acercándose a su techo productivo y aunque cada vez hay más tecnología para pescar, lo que empieza a faltar es el pescado, mientras que la población mundial va en aumento y la demanda también. Por eso, la promoción de esta actividad que Cerro Vanguardia realiza, es un ejemplo digno de ser imitado”, concluyó Hudson.

Fuente:AIMSA.


PATAGONIA FISHING