EL ORDEN DIGITAL

viernes, 30 de abril de 2010

Recordando a Pocho Leal


Se cumplieron ayer, 29 de abril, dos años del fallecimiento de Enrique Bernabé Leal. Hombre de sonrisa franca, cultor de la amistad y la familia, fue uno de los grandes jugadores del Club Deseado Juniors, el encargado de la estación de servicio YPF, el creador de "La Onda Dulce" y su canasta de churros por las calles deseadenses, el que promovió numerosos viajes de jubilados, y mucho más que eso.
Sus asados fueron perfectos, pero no solamente por su capacidad como asador sino por sus dotes de buen anfitrión, de caballero, de buen tipo. Y cuando estaba en su salsa, cuando se sentía feliz de contar con sus hijas y sus amigos, accedía a cantar el tango "De puro curda".
Pocho siempre tenía algún proyecto nuevo; era de los que no se refugiaba en los recuerdos de un pasado presuntamente mejor. Tal vez por eso sea que lo recordamos con su ancha y eterna sonrisa.

Mario dos Santos Lopes