EL ORDEN DIGITAL

lunes, 19 de abril de 2010

Polémica entre la directora del hospital y gremialistas de ATSA

Conflictos múltiples en el hospital de Puerto Deseado
Directora habló de "héroes y mártires" y recibió dura réplica de ATSA


La médica Magdalena Covello, directora del hospital distrital de esta ciudad, formuló el viernes polémicas declaraciones que involucran a los gremios , especialmente a ATSA, y fue blanco de nuevas acusaciones por parte de los dirigentes.

Con respecto a los paros de la semana pasada, la doctora Covello dijo que "ATE está llevando las medidas de fuerza con consentimiento de su dirección general, como es de público conocimiento" señalando que "no es así con el grupo de ATSA, que antes se llamaba 'autoconvocados' ya que la comisión directiva provincial de ese gremio no avala las medidas de fuerza". "Nosotros lo sabemos y ellos también lo saben, y sin embargo llevaron adelante la medida de fuerza, por lo que interpretamos esta actitud de ATSA como una provocación a nuestra dirección, porque no está cumpliendo con los marcos de legalidad para este tipo de medidas", opinó.
"Esta dirección no tiene ningún ánimo de crear mártires, en todo caso de promover héroes", aseveró la funcionaria, remarcando que "la idea de vivir en la impunidad, la idea de tomar derecho por mano propia y vulnerar los estados de derecho no nos parece correcto".

Héroes
"No queremos crear mártires sino los héroes de todos los días, que atienden a la gente, que lo hacen con la mejor calidad, con la mayor voluntad, y si tienen un reclamo salarial no lo ponen por delante de la atención de la gente", insistió.
En declaraciones a FM Desiré, la directora del nosocomio repudió los hechos vividos por su par de Caleta Olivia, Graciela Algorry "que fue encerrada en su despacho entre las seis y las once de la noche, no pudiendo salir porque la gente del hospital no se lo permitía". "Ningún reclamo puede justificar este tipo de medidas", sostuvo, añadiendo que "cualquier reclamo bien llevado es justo, teniendo en cuenta que no siempre el fin justifica los medios".

La respuesta
Desde la mesa directiva de ATSA, el enfermero Julio Millaldeo rechazó las dudas sobre la legalidad de la medida de fuerza, diciendo que "somos tan ilegales que el jueves por la tarde estuvimos reunidos con el ministro de Asuntos Sociales, con el subsecretario de Salud Pública y con otros funcionarios del gobierno en Caleta Olivia y en ningún momento nos tacharon de ilegales". En este sentido acotó que "la directora debería estar ocupándose de otras cosas más importantes, en lugar de ningunearnos a nosotros y al gremio ATE, quienes también estaban muy enojados por la forma en que se refirió a ellos".

Denuncias
A juicio de Millaldeo "no merece una respuesta una persona que no está a la altura de las circunstancias", revelando que "le dijimos al ministro que los conflictos tienen dos partes: una es la económica y otra, la institucional". "La institucional corresponde a estas agresiones permanentes, gratuitas, al abuso, a la persecución de distintas personas, profesionales o no, dentro del hospital, y que hemos denunciado a lo largo de estos dos años", agregó, puntualizando que "nosotros tratamos de construir y esta médica que está a cargo de la dirección parece que tiene un concepto diferente sobre para qué está en ese lugar".
Al reiterar que "hay cosas mucho más importantes que debería estar viendo", denunció que "llegan medicaciones y vacunas con cadena de frío y pasan dos o tres días hasta que alguien las va a retirar al transporte". "Se le ha avisado, se le ha informado y de eso no se preocupa", aseveró.

"Los ilegales estamos atendiendo"
La médica Liliana Chamorro también se refirió al tema, indicando: "me sentí particularmente agredida en cuanto a la mención de medidas ilegales, sobre todo porque nosotros, los ilegales, como nos nombraron, estamos haciendo quite de colaboración, pero estamos llevando adelante la guardia, las urgencias, y esta semana es la que más trabajo he tenido en los últimos tres años".
"Hay ginecólogos, pediatras, clínicos que no están haciendo paro y están atendiendo, y la guardia está cubierta", afirmó la profesional. "La internación está llena, nadie ha quedado sin atender, y nos sentimos permanentemente agredidos y ninguneados, por lo que decimos basta a esto", finalizó.