EL ORDEN DIGITAL

sábado, 17 de abril de 2010

Caleta Olivia/ Liberan la ruta 3 pero la ciudad sigue con serios problemas

Liberan la Ruta 3 pero NO se descomprime el desorden en Caleta Olivia


viernes, 16 de abril de 2010
Fuente: Redacción Compromiso


Los subsidiados de la construcción liberaron la ruta ante la presión ciudadana y la presencia de las fuerzas de choque de la policía que encontraron bombas del tipo molotov en el lugar. ATE Servicios Públicos ratificó la continuidad del paro hasta el martes. El SOEM llamó a una asamblea para el miércoles esperando a Julián Carrizo pero un sector avanza hacia una medida de fuerza. Los trabajadores del Hospital continúan con un paro por 72 horas.



Alrededor de las 16,00 horas un importante grupo de Infantería de la policía provincial, avanzó hacia el lugar donde un grupo de subsidiados de la UOCRA mantenía cortada la ruta desde hace tres días en el acceso norte de esta ciudad, dando cumplimiento a una orden emanada por el Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia. Los subsidiados no ofrecieron resistencia y se retiraron de allí y si bien fueron reiteradas las reuniones con autoridades provinciales, las parte no lograron arribar a un acuerdo.

Luego del despeje de la ruta 3, que se realizó sin incidentes mayores, los efectivos policiales encontraron en el lugar bombas del tipo molotov y otros elementos contundentes que habrían sido abandonados por los subsidiados.

El clima social que se vivía en Caleta Olivia a raíz de las medidas de fuerza directa que distintos sectores de “trabajadores” protagonizaron desde comienzo de semana, fue aprovechado por un grupo de “subsidiados” de la UOCRA para pretender un aumento en los montos que perciben como paliativo ante la disminución de la actividad en la obra pública.

Los “subsidiados” argumentaron en todo momento que “no querían más subsidio sino que trabajo genuino”. Sin embargo, y si bien la obra pública está semiparalizada, basta con dar un recorrido por la ciudad del Gorosito para darse cuenta que en el sector privado, la construcción ha crecido notablemente. Por otra parte, la actitud tomada por los subsidiados, generó una reacción adversa en la población no solo por los inconvenientes ocasionados, sino al trascender por boca del intendente local -Fernando Cotillo- la pretensión de este grupo de elevar sus ingresos a $ 3.500 por 4 horas de contraprestación de trabajo al municipio, modalidad que desde el último conflicto mantenido por este mismo grupo tampoco se llevó a la práctica.

Otro de los argumento esgrimidos por el grupo de subsidiados es que los $ 2.500 que perciben por mes no les alcanza, no cuentan con obra social, fondo de desempleo, jubilación, etc. Sin embargo un empleado público que recién ingresa, un empleado de comercio y hasta un efectivo policial, cobra alrededor de esa cifra por ocho o más horas de trabajo.

Estos argumentos fueron rebatidos y originaron la expresión en contrario por todos los medios de comunicación de gran parte de la comunidad caletense acentuando su descontento y presionando a las autoridades para que tomen cartas en el asunto.

DIARIO COMPROMISO CIUDADANO