EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 28 de abril de 2010

Ampuero respondió con calma los dichos de su ex secretario de Obras Públicas


Ampuero restó importancia a las duras críticas de su ex secretario
"Esto está más relacionado con lo familiar que con la gestión"


El intendente Luis Ampuero, quien se encontraba ayer en Comandante Luis Piedra Buena tras la reunión con el gobernador Daniel Peralta, tomó con calma las impactantes declaraciones formuladas por uno de sus hombres de confianza. José Vargas, el polémico ex secretario de Obras Públicas e integrante del "Frente de Acción Peronista" que intentó ganas las elecciones en 1999 y en el 2003, lográndolo recién en el 2007, disparó munición gruesa al decir que "para gobernar un pueblo hay que tenerlas bien puestas", y con su afirmación de que no volvería a reunirse con el jefe comunal de Puerto Deseado. "Cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro", recalcó en una entrevista radial.
En declaraciones al programa radial "Deseado Revista" (FM DESIRE), Ampuero adjudicó los hechos, básicamente a una cuestión de tipo familiar. "Nosotros tuvimos muchas dificultades para armonizar el trabajo entre el Secretario de Bienestar Social, Francisco Nahuelquín y la directora del área, Laura Rain (esposa del funcionario que se manifestó "indignado y desilusionado" al retirarse del gobierno), y estuve más de un mes tratando de ver cómo resolvían su situación para no llegar a cambios que no quería hacer, pero no tuve otra alternativa", reveló.

Cuestiones de familia
En este sentido destacó la gran capacidad de trabajo de la funcionaria saliente, quien le solicitó especialmente que le aceptara la renuncia. "Dudé muchísimo por la decisión que debía tomar en el área social, por esas diferencias de concepto que ellos tenían para llevar la secretaría en forma conjunta", sostuvo Ampuero, comentando que "me dolió en el alma pero no me quedó otra posibilidad".
El intendente Ampuero comentó, a esta altura, que el renunciante Vargas "se enojó muchísimo y lo expresó" en reuniones del grupo político oficialista, manifestando que "no era mi intención que él se alejara". "Yo creía que debía tomarse unas vacaciones y después podíamos seguir trabajando juntos", insistió. "Esto -dijo- está más relacionado con su relación familiar que con la gestión de gobierno". A su vez recordó el jefe comunal que el ex secretario de Bienestar Social, Francisco Nahuelquín es su cuñado. "Yo tengo que ver cómo seguir con mi gestión de la mejor manera posible, sea con los funcionarios con los que me inicié o con los que vamos a renovar", planteó.

Sin rencores
Con respecto a expresiones del ex funcionario, quien dijo que "perdió dos años y medio de su vida en la gestión", el jefe comunal dijo que "siempre se ha expresado así, tanto en la radio como personalmente", admitiendo que "siempre hemos tenido discusiones, por diferencias sobre la forma de llevar un trabajo adelante". "No creo que por una diferencia laboral no podamos volver a conversar nunca más... creo que muchas palabras que dijo son propias de las circunstancias, en caliente, y yo lo conozco así... no creo que sea una condena de vida para mi persona", señaló.
En otro tramo de la entrevista, Ampuero desestimó los conceptos del ex titular de Obras Públicas con respecto a que "para gobernar hay que tenerlas bien puestas", acotando que "no se trata de eso... el que gobierna debe ser equilibrado y tratar de que no repercuta en la sociedad todo lo que pueda ocurrir en la parte interna". "Hay que llevar adelante un municipio de mil empleados, más todos los temas de la comunidad", enfatizó. "Eso se puede discutir en otro ámbito, aunque cuando uno toma alguna decisión la gente se puede preguntar si uno tiene o no tiene ese coraje que dice José Vargas", reflexionó en voz alta. "Yo todavía no le acepté la renuncia", reveló finalmente.