EL ORDEN DIGITAL

martes, 30 de marzo de 2010

Reuniones del subsecretario de Pesca con la Agrupación de Marineros por la pesca del langostino

Intenso diálogo entre Braccalenti y la Agrupación de Marineros de Deseado
“Al estar parada la pesca, disminuye la actividad económica”, sostuvo Ampuero


Uno de los temas dominantes de las últimas semanas tuvo su epicentro el sábado último en el edificio comunal de Puerto Deseado. Allí se hizo presente el subsecretario de Pesca, Juan Carlos Braccalenti, quien dialogó con el intendente Luis Ampuero y el diputado Roberto Fernández.
Posteriormente, se integraron al encuentro numerosos integrantes de la Agrupación de Marineros, quienes escucharon al funcionario provincial y plantearon sus posiciones frente a la próxima temporada de pesca de langostino, fundamental en el movimiento económico anual de la ciudad.
Un parte de prensa del municipio indica que Braccalenti “les explicó a los cerca de 100 trabajadores, cuáles serán los próximos pasos respecto de la apertura del caladero de langostino, señalando que el próximo 7 de abril, en Capital Federal, se realizará un sorteo entre las firmas pesqueras que realizan la actividad, a los efectos de seleccionar de manera equitativa a las empresas que realizarán, el próximo 14 de abril, las tareas de prospección del recurso”.
En ese sentido, adelantó que serán cinco las embarcaciones que realizarán esta actividad, divididos en tres sub zonas, por lo que a partir de contar con los resultados, se podrá comenzar a analizar la posibilidad de dar inicio a la temporada.

Buenos rendimientos en Chubut
Finalmente, Braccalenti les explicó a los trabajadores que la prospección en aguas chubutenses ya se está llevando a cabo y que los resultados hasta el momento continúan con buenos rendimientos, por lo que en Santa Cruz se está alistando para abrir la temporada de pesca, como todos los años.
El intendente Luis Ampuero reflexionó sobre la situación y argumentó que “los marineros entienden que no se están cumpliendo con los acuerdos pactados y creo que es hora de que se cumplan. Pero debemos seguir trabajando para que juntos se salga de esta situación, seguramente los tiempos de los trabajadores no son los mismos que los nuestros, pero en este caso, está situación nos compete a todos porque al estar parada la actividad pesquera el movimiento económico en la ciudad disminuye”.

Apertura del caladero
En diálogo con el programa radial "Deseado Revista" (FM Desiré), Daniel Rogel, integrante de la Agrupación, cuestionó la decisión de la Subsecretaría de Pesca, opinando que “pareciera que Braccalenti fuera subsecretario de las empresas y no de la provincia, porque habla de que el pescado es chico, y eso le tiene que importar bastante poco, porque él estuvo desde la época de Nieto, cuando se pescaba de enero a enero, y justo ahora se pone a mirar que el pescado es chico para las empresas”.
El pescador consideró que “acá se tendría que haber abierto el caladero el 15 de marzo, como el año pasado, y si las empresas no salen a pescar, que se hagan cargo de la gente, como las empresas petrolera”, ejemplificando que “el año pasado el petróleo bajó a 37 dólares el barril, las empresas decidieron no producir más y el gobierno determinó que le paguen igual a la gente”.

Permisos de pesca
A juicio de Rogel “no hacen nada por Deseado… si hay problemas en Río Turbio, ponen cuatro aviones, va un funcionario en cada avión, si hay problemas en Caleta Olivia vienen a Caleta Olivia”, y se preguntó si “es necesario que haya un conflicto para que nos presten atención”. “De esta manera le están haciendo el juego a las empresas”, añadió.
En este contexto denunció que “hay una consultora en Buenos Aires que pareciera que se manejaran los permisos de pesca desde Buenos Aires”, acotando que “los permisos de pesca deben manejarlos el señor gobernador con el subsecretario de Pesca y cuidar los recursos que son de los santacruceños”.

Ayuda económica
Rogel confirmó que “también se habló de una ayuda económica, tema en el que algunos compañeros no estaban de acuerdo, pero si se va a abrir el caladero el 15 de abril, que se haga cargo la provincia”. Los marineros habrían solicitado un aporte de cinco mil pesos, pero la propuesta del gobierno llegaría a un máximo de dos mil quinientos.
“Dios quiera que haya langostino cuando se abra en abril, porque el langostino emigra”, concluyó.