EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 24 de marzo de 2010

Osvaldo Bidabehere recordó su detención en 1975


Reflexiones de Osvaldo Bidabehere, detenido en 1975
"Cuando volví a Deseado la gente cruzaba para no verme"


"El 24 de marzo es muy importante para construir un país, porque no se puede construir un país en base a la mentira, al odio", reflexionó Osvaldo Bidabehere, quien permaneció detenido durante cuatro años entre 1975 y 1978. En este sentido recordó que "el 24 de marzo ya estaba preso, de los cuales un año fue en Puerto Deseado", y luego fue trasladado al penal de Sierra Chica.
"Lo que se vivió en este país es algo atroz... deberíamos hacer una clase semanal para recordarles a nuestros hijos lo que no hay que hacer, y cómo se ha construido parte de este país, con torturas, vejaciones, humillaciones, robos de bebés", subrayó, admitiendo que "hay gente que prefiere no verlo, pero que es necesario para construir un país".
Bidabehere, quien hoy desarrolla actividades en el sector de servicios del puerto local, mencionó entre otras situaciones "la participación de la Iglesia... hubo curas partícipes de las torturas y las confesiones previas a los vuelos de la muerte".

Denunciaron el golpe
Durante la entrevista emitida por el cable de Vía Patagónica, mencionó que "cuando nos detienen, estábamos denunciando un golpe contra la presidenta Isabel Perón". "Me querían hacer una causa porque el volante que yo repartía decía que había un golpe de estado que iba a ser muy duro para nosotros", acotó, señalando que "la secretaria del juzgado me dijo que eso no me servía judicialmente". "Le respondí que no era un tema judicial... y así fue, las atrocidades que se cometieron", confirmó.
"Yo sabía lo que iba a venir, y posiblemente eso me permitió sobrevivir, y entender lo que pasaba, porque hubo mucha gente que pasó por esa situación sin saber siquiera por qué estaba ahí", continuó evocando.
"Cuando volví a Deseado la gente se cruzaba de calle para no verme, para no saludarme, y hasta el día de hoy, después de treinta y seis años, juzgan a la gente por lo que piensa", planteó serenamente, considerando que "es muy bueno reflejar esto, porque es saludable para nuestros hijos, para la cantidad de jóvenes que hoy no tienen futuro ni perspectiva".
"Esa es una característica de Deseado, el no tener memoria, el no querer recordar", criticó, al señalar que "en Deseado no hay un solo acto, cuando este gobierno fue el que recuperó la ESMA, y se están recuperando una gran cantidad de hijos apropiados".
"Lo que sucedió no se puede justificar desde ninguna religión, desde ninguna creencia, es un tema de sentido común", opinó, remarcando que "soy una persona que no tengo odio, pero tengo memoria".

Un desaparecido deseadense
Entre sus reflexiones, Bidabehere enfatizó que "Puerto Deseado tiene un desaparecido oculto, Andrés Armendáriz, una gran persona". "Cuando yo llegué a Deseado pesaba cincuenta kilos, vivíamos en condiciones infrahumanas", finalizó.

Lejos del terrorismo
En una nota enviada al semanario El Orden cuando fue detenido, Osvaldo Bidabehere -por entonces integrante de la comisión directiva del Centro de Estudiantes de la Universidad de Ingeniería de Bahía Blanca- aclaraba que era militante del Partido Comunista Revolucionario. "Esto ya me separa del terrorismo, porque nosotros queremos la independencia de nuestra patria de todo amo imperialista, sea norteamericano o ruso"