EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 31 de marzo de 2010

El gobierno nacional prorrogó emergencia económica para el sector rural

Agricultura aprueba pedido de prórroga de la emergencia económica
El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación aprobó hoy el estado de emergencia agropecuaria en 11 provincias afectadas por inundaciones, sequías y heladas, se informó oficialmente.
Esto se concretó luego que la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria, que preside Haroldo Lebed, resolvió poner en consideración del Poder Ejecutivo una serie de decretos que declaran o prorrogan el estado de emergencia en determinadas localidades de Entre Ríos, Santa Fe, La Pampa, Córdoba, Santa Cruz, Buenos Aires, La Rioja, San Juan, Salta, Río Negro y Mendoza.
En el caso de Entre Ríos, se aprobó la declaración de emergencia para aquellos departamentos afectados por las crecidas de los ríos Paraná y Uruguay, así como también por fuertes vientos y granizo, informó esta tarde la cartera agropecuaria.
Para Santa Fe, La Pampa, Buenos Aires, La Rioja y Santa Cruz se dispuso la declaración o prórroga de la emergencia en localidades afectadas por la última sequía.
Asimismo, se aprobó la emergencia para determinados departamentos de Córdoba por anegamiento de suelos e incendios, y en San Juan y Mendoza por granizo y tormentas.
A fines de diciembre se firmó la Resolución General N° 2723 donde se detallan los beneficios impositivos para los productores que se encuentran amparados por la ley de Emergencia Agropecuaria. “Con esta medida, implementamos la suspensión de las ejecuciones judiciales fiscales, el diferimiento del pago de impuestos a las ganancias, la ganancia mínima presunta, los bienes personales y la contribución especial sobre el capital de las cooperativas”, enumeró el titular de la AFIP.
La medida también alcanza a los productores que son monotributistas. Para ellos el beneficio es la reducción del componente impositivo de hasta 50% para quienes se encuentren en zona de emergencia y de hasta el 75% para quienes estén en zonas de desastre.
La AFIP dispuso, además, que aquellos productores que hayan tenido que realizar ventas forzosas de hacienda -tanto bovina, ovina, caprina o porcina- podrán deducir el pago del Impuesto a las Ganancias.

LA OPINION AUSTRAL