EL ORDEN DIGITAL

sábado, 20 de marzo de 2010

Dos parejas gays quieren casarse en Río Gallegos/ Se presentaron en el Registro Civil

Rechazaron el casamiento de las parejas gays; ahora el amparo judicial
Las dos parejas gays ríogalleguenses fueron al Registro Civil a solicitar el casamiento que por ley les fue rechazado. Ahora emitirán un amparo para la Justicia, sumando así una nueva causa para la campaña a nivel nacional que lleva a cabo la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, buscando aval en la Justicia y con tres proyectos de ley en el Congreso para la modificación de la Ley de Matrimonio.


Claudia, Cristina, Sebastián y Marcos se hicieron presentes ayer en el Registro Civil de Rio Gallegos en un acto simbólico, solicitando matrimonio entre personas del mismo sexo para ambas parejas, cuya prohibición aún está vigente en la legislación argentina y en el Código Civil. El rechazo esperado ahora deriva en un amparo que la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales hará en la Justicia santacruceña, en una campaña por modificar el Código Civil que ya tiene 60 amparos en todo el país.
«Esta era una instancia que teníamos que pasar», indicó Claudia, la pareja de Cristina, presentes ayer en el Registro Civil, porque si bien era sabida la respuesta de la solicitud de matrimonio, necesitaban el acto formal para acudir al amparo que será presentado en la Justicia santacruceña, como ya se ha hecho en todas las provincias de la Argentina, mientras el Congreso ya analiza la modificación de la Ley de Matrimonio.
El secretario General de la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales Esteban Paulón quien viajó especialmente a acompañar a las dos parejas ríogalleguenses dialogó con los medios luego de regresar del Registro Civil indicando que «son dos las estrategias que hemos tomado desde la Federación a partir del 2007».
La primera de estas estrategias es potencial y «tiene que ver con potenciar amparos a la Justicia pidiéndole que se exprese en cuanto a la inconstitucionalidad del Código Civil que no permite el matrimonio sólo a Gays y Lesbianas, con un criterio abiertamente discriminatorio».

PRENSA LIBRE