EL ORDEN DIGITAL

lunes, 22 de marzo de 2010

Caso Remolcoy/ El fiscal Reartes habla de las demoras en la investigación

"El término de la investigación fue demasiado extenso y el juez debe explicarlo"
El fiscal de Cámara, Carlos Reartes, habló sobre el caso de Rodrigo Remolcoy


El fiscal de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Caleta Olivia, Carlos Reartes, se refirió a los acontecimientos que desencadenaron la reacción de la comunidad de Puerto Deseado hace ya cinco días, cuando se dispuso la liberación de los tres detenidos por el crimen de Rodrigo Remolcoy. "Esta causa llegó a la Cámara el 9 de diciembre del año pasado, por un hecho que había sucedido en marzo del 2008... nos corren vista los primeros días de febrero para que hagamos el control de legalidad y ofrezcamos prueba; nosotros realizamos ese trámite en una semana y devolvimos la causa a la Cámara", explicó.
Reartes indicó que luego la causa pasó a la defensa, que realizó algunos planteos "relativos a la nulidad de determinados actos que se produjeron durante la instrucción, específicamente de la indagatoria y del requerimiento fiscal", aclarando que "durante este lapso se cumplió el término de dos años de detención de los imputados, por lo que el defensor de Cámara solicitó la excarcelación de sus asistidos, basado en lo establecido en la ley 24.390, que reglamenta el pacto de San José de Costa Rica, que establece que los juicios deben resolverse en un plazo razonable".

Demoras en la causa
En declaraciones a FM Desiré, el funcionario judicial consideró, en coincidencia con lo dictaminado por la Cámara que "el término de la investigación fue demasiado extenso", revelando que "los jueces hacen un serio cuestionamiento a esa situación y piden explicación al señor juez de instrucción a fin de que informe las razones por las que se produjo esta demora".
El fiscal dijo que, a juicio del tribunal, "es responsabilidad del Estado el no haber activado los términos y no haberse llevado a cabo las investigaciones respectivas dentro de los términos razonables, no son los imputados los que deben ser sometidos a un término mayor, porque la ley establece un claro límite, que es de dos años". "Los imputados no tienen la responsabilidad por la inacción del Estado", sentenció.

Libertad con límites
En este contexto, Reartes puntualizó que "esto no significa que los imputados van a estar libres indefinidamente, sino que van a estar excarcelados bajo ciertas condiciones que van a tener que cumplir". "No es que queden absueltos ni mucho menos, sino que se les otorga la libertad bajo una serie de circunstancias", acotó, para mencionar que "tienen una prohibición de acercamiento hacia la familia de la víctima, y deben presentarse dos veces a la semana en el juzgado competente del lugar donde van a residir, y no podrán circular por la vía pública entre las 23 y las 7 de la mañana, además de la prohibición de ausentarse del domicilio que fijen".
Más adelante aclaró el fiscal de Cámara que "si ellos no cumplen estas pautas que se le impusieron, se procederá a revocar el beneficio y serán detenidos nuevamente".

Sin fecha para el juicio
Consultado sobre la probable fecha del juicio, aclaró que "no depende de la fiscalía, sino de varios factores", entre los que enumeró los planteos de nulidad presentados por la defensa y la posibilidad de que el tribunal les haga lugar, lo que determinaría que alguna actuación procesal deba realizarse nuevamente.
Reartes también se refirió al petitorio enviado el viernes al Tribunal Superior de Justicia de Santa Cruz, admitiendo que "toda persona tiene derecho a peticionar ante las autoridades, y evidentemente tienen derecho a reclamar lo que deseen, pero hasta ahora hay una resolución donde se le concede la libertad a esas personas, y esa resolución debe ser cumplida".