EL ORDEN DIGITAL

viernes, 19 de marzo de 2010

Cambio climático/ Santa Cruz adhiere a "la hora del planeta" el 27 de marzo

Promueven apagón contra el cambio climático
La Cámara de Diputados adhirió a la campaña de World Wildlife Fund, que en la Argentina representa la Fundación Vida Silvestre, para que la sociedad apague sus luces por una hora el próximo sábado 27 de marzo.

A través de un proyecto del diputado Omar Hallar, que fue aprobado por unanimidad, la Legislatura provincial adhirió en todos su términos a la campaña promovida por la World Wildlife Fund (WWF), representada en nuestro país por su asociada la Fundación Vida Silvestre Argentina, denominada “La Hora del Planeta 2010”.
Mediante la misma se promueve que individuos, organizaciones, escuelas, empresas y gobiernos de todo el mundo apaguen sus luces durante una hora para votar simbólicamente a favor de acciones contra el cambio climático, el sábado 27 de marzo de 20:30 a 21:30 horas.
En un segundo artículo la resolución aprobada por todos los diputados impulsa que tanto el Poder Ejecutivo como el Judicial a la vez que las Municipalidades de toda la provincia, participen de dicha iniciativa.
En los fundamentos, Hallar recuerda que la organización pretende demostrar a los gobiernos, ciudadanos y empresas que es posible una acción conjunta contra el calentamiento global, y reflexionar sobre los hábitos del consumo. Con esta acción, los individuos, escuelas, organizaciones, empresas y gobiernos votan con sus interruptores de luz enviando un poderoso mensaje visual a sus dirigentes exigiendo acción inmediata sobre el cambio climático.
La Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) aspira, a través de La Hora del Planeta, a impulsar un cambio en la sociedad para trabajar junto a los sectores público y empresarial, y a la ciudadanía, en la búsqueda de una solución a la problemática asociada al cambio climático. Y, al mismo tiempo, hacer un llamado a los gobiernos del mundo para alcanzar un acuerdo global que apoye el desarrollo de las políticas que apunten a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a pensar en un futuro en que la sociedad pueda desarrollarse en armonía con la naturaleza.
Hallar recuerda que en su primera edición, “La Hora del Planeta” convocó a dos millones de personas. En el año 2008, el primero con la adhesión de Buenos Aires, más de 50 millones de personas de 400 ciudades apagaron sus luces, y algunos de sus iconos estuvieron en penumbras. Más de 2.000 empresas participaron en el evento.
El año pasado se incrementó notoriamente la participación llegando a ser 2.848 ciudades en 83 países de todos los continentes. En Buenos Aires se apagaron las luminarias del obelisco, el monumento de los Españoles, la Pirámide de Mayo, el monumento a San Martín y el monumento a los Dos Congresos. En La Plata quedaron a oscuras varios edificios emblemáticos.

LA OPINION AUSTRAL