EL ORDEN DIGITAL

viernes, 12 de junio de 2009

Réplica de ATE a autoconvocados y denuncia: "nos pintaban cruces esvásticas"

"Nos gritaban "carneros" y pintaban cruces esvásticas"
Dirigente de ATE dice que autoconvocados "querían la dirección del hospital"


El secretario gremial de ATE Puerto Deseado manifestó que la entidad sindical no coincidió con la decisión de los "autoconvocados" que cumplieron un "quite de colaboración" por tiempo indeterminado. "No nos pareció que fuera correcto estar haciendo paro, sentados, con la necesidad que hay de atención al público", aseveró Damián Vázquez.
"Cuando empezamos a ver que la punta de lanza del reclamo no era la reincorporación de la doctora Faraldo por parte de todos, decidimos en asamblea levantar la medida de fuerza", deslizó el sindicalista, responsabilizando a los médicos que "el año pasado estuvieron dos meses de paro", porque "ellos mismos fueron quienes la expusieron a ella, que no tenía ningún tipo de estabilidd laboral". "Ellos la arrastraron a hacer paro", acusó, recordando que "no nos íbamos a prender en un reclamo para cortarle la cabeza a la dirección".
"ATE nunca salió a hacer declaraciones porque había otras razones", sostuvo, aclarando finalmente que "hay otras razones", mencionando que el grupo que reclamaba "quería la dirección del hospital, salieron a pegarle a la dirección del Hospital".
"Nosotros salimos a apoyar con una movilización y salieron a matar a la dirección con un altavoz en la boca queriendo matar a la dirección del Hospital", denunció Vázquez. "Nosotros no queríamos desplazar a la dirección", agregó.
El dirigente sindical, quien se manifestó satisfecho con el levantamiento de la medida de fuerza, planteó que la decisión de separar a la pediatra no fue exclusiva de la conducción del nosocomio, ya que fue respaldada en declaraciones periodísticas y a través de una carta documento por parte del subsecretario de Salud, Sergio Vuckovic. En este contexto, Vázquez reveló que esta semana mantuvo una reunión con las máximas autoridades provinciales del área para analizar la manera de revertir la medida tomada en su momento.
Ofuscado, Vázquez protestó porque "nos siguen chicaneando, siguen apretando, siguen gritándonos "carneros" cuando pasamos a trabajar". "Trabajar es un derecho, y nadie nos puede impedir trabajar", dijo, comentando que manos anónimas pintaron cruces esvásticas junto a las banderas de ATE.
"Siguen tomando al pueblo de rehén, salen a vender salud y cuando la gente va al hospital se cansa de estar esperando en la guardia y verlos sentados en la mesa de entradas", cuestionó, indignado.
Vázquez cuestionó, asimismo, el viaje realizado por algunos médicos y afiliados a Río Gallegos. "Otro tema por el que nos abrimos de la medida de fuerza es el hecho de que hayan viajado sin tener en cuenta al gremio", acotó, para plantear que "fueron a reunirse con el ministro y en ningún momento nos avisaron, pasaron por alto a la conducción".