EL ORDEN DIGITAL

viernes, 19 de junio de 2009

Polémico documento reclama que vuelva el presentismo

Padres de Deseado piden que vuelva el presentismo
Entregarán al gobernador la polémica iniciativa

Tal como lo venían anunciando, la Junta Vecinal del Barrio Andrés Randisi y un grupo de padres mantuvo una reunión en la noche del pasado miércoles, para debatir una iniciativa que entregarán personalmente al gobernador Daniel Peralta durante su visita a esta ciudad.
Los firmantes se manifiestan "preocupados por la situación que están padeciendo niños y jóvenes que concurren a los distintos establecimientos educativos de nuestra ciudad". "Tenemos la sensación de que los mismos son rehenes de una situación de conflictos docentes ante los reiterados paros docentes y la prodigalidad de las carpetas médicas que en la actualidad sólo afectan a nuestros niños y jóvenes, los cuales finalizan el año escolar con un muy bajo nivel de aprendizaje", sostienen.
En otro párrafo enfatizan que "jóvenes que finalizan el polimodal y que aspiran a continuar un nivel terciario o universario, están siendo privados de una preparación para los desafíos que deben enfrentar".
Esgrimiendo estos argumentos, los progenitores -que al cierre de esta edición seguían recolectando firmas para su petitorio- solicitan al gobierno de Santa Cruz "la incorporación del presentismo a los docentes para así garantizar los ciento ochenta días de clase para nuestros hijos", por cuanto señalan que "después de la quita del mismo ha mermado considerablemente la calidad de la educación".
"No entendemos la lucha de aquellos que pedían la supresión del presentismo y hoy están levantando una bandera que están dejando sin educación a nuestros hijos", indican, destacando finalmente "el respeto que nos merecen aquellos que trabajan para enfrentar los desafíos y respetar el derecho a la vocación".

Abusos
La docente Gabriela Basualdo, por su parte, consideró que "el presentismo era un castigo al trabajador", al tiempo que admitió que "los padres hablan de las carpetas médicas, y posiblemente algunos cometan abusos", por lo que solicitó que el estado "ponga un control para que aquel trabajador que dice estar enfermo, realmente lo esté, que el certificado de un diagnóstico médico sea verdadero".
"Toda empresa privada tiene su médico que controla que el empleado que presenta un certificado realmente esté enfermo", dijo, sosteniendo que "todos tenemos derecho a hacer reposo si realmente estamos enfermos o tenemos un hijo enfermo".