EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 24 de junio de 2009

Integraba el grupo que rescató los restos del Fuerte San Carlos/ Falleció Guillermo Páez

Fue en el año 2006 que la Dirección de Patrimonio de la Provincia de Santa Cruz, a cargo de Silvia Mirelman inicia un importante proyecto que buscaba catalogar y proteger edificios o sitios de valor patrimonial en cada una de las localidades de la provincia. Con este fin se convoca a los Profesionales Mónica Carminati, Guillermo Páez, Daniel Schávelzon y Patricia Frazzi.
Es así que nuestra localidad inicia una importante relación con este grupo de profesionales, quiénes durante varias temporadas trabajan en nuestro medio y brindan capacitación para que el Archivo Histórico Municipal continúe con la tarea de relevamiento de datos. Luego a través de Internet se continúa con una relación permanente, que no solo llevó a continuar la tarea sino a crear lazos de amistad con este cálido grupo de profesionales. A la par de este trabajo, comenzaron con la labor de rescatar los restos del gran Fuerte San Carlos, junto a las viviendas y edificios que lo rodeaban, lo que se vio reflejado en la publicación: "El área fundacional de Puerto Deseado".
Hace pocos días, la Arq. Carminati tomaba contacto para darnos la triste noticia del fallecimiento acaecido el pasado 8 de mayo, de su gran compañero, (como ella misma lo describe) el Arquitecto Guillermo Páez, es por ello que decidimos escribir estas líneas a fin de brindar un pequeño reconocimiento a este profesional que en medio de su enfermedad continuó llevando a cabo la tarea en nuestro medio, por lo que citaremos algunos párrafos de la carta enviada por sus compañeros:

EN MEMORIA DE GUILLERMO R. PAEZ (1957-2009)

…Qué difícil es despedirse para siempre de un amigo y compañero de trabajo de tantos años. Guillermo fue por sobre todas las cosas un amigo incondicional que siempre estuvo cuando lo necesitábamos, generoso, sincero y prudente en sus palabras, con buenos modales hasta cuando se enojaba. Como compañero de trabajo lo conocimos como un arquitecto interesado por el patrimonio cultural en todas sus formas, pero en primer lugar por el arquitectónico y el arqueológico. Investigaba, como parte del CAU y del Conicet, en cada lugar que visitaba y su cámara se llenaba de cientos fotos con cada detalle que le llamaba la atención. Fue uno de los pioneros en el tema de la arqueología vertical, desmenuzando restos de muros y cimientos y escribiendo artículos para difundir sus avances en la materia. Para aprender más viajó hasta Egipto a trabajar en una tumba o hizo largas estadías en España trabajando en murallas medioevales.
A pesar de todos sus proyectos personales y laborales que quedaron truncos, nos ha dejado a todos sus logros en lo profesional y su calidad de buena persona. Su último gran trabajo fue el relevamiento patrimonial de la provincia de Santa Cruz.
Aunque cueste admitirlo, ya no escucharemos más su voz, pero nos ha dejado un recuerdo que nos acompañará mientras nos dure la memoria. Porque al fin de cuentas sobre eso trabajaba al hablar de patrimonio: de la memoria. Adiós y gracias Guille. ( Patricia Frazzi, Mónica Carminati, Daniel Schávelzon y Mario Silveira)

Archivo Histórico Municipal “Palmiro Pedemonte” - Puerto Deseado