EL ORDEN DIGITAL

lunes, 29 de junio de 2009

Caravana del radicalismo en Río Gallegos

La UCR venció al FPV luego de varios años
Hacía muchos años que en Santa Cruz, la oposición no lograba vencer en una elección al partido gobernante y mucho menos en un comicio legislativo.
Ayer la UCR y otros partidos aliados, lograron vencer por un leve margen al oficialismo. Hubo festejos interminables en el radicalismo.

Luego de que el jefe de Gabinete de Ministros, Pablo González, asumiera la derrota del Frente para la Victoria por un leve margen, el candidato del radicalismo Eduardo Costa y sus seguidores coparon las calles del microcentro capitalino, con una caravana que consistió en una caminata y con el acompañamiento de vehículos que hacían sonar sus bocinas sin cesar, en una noche de domingo que se presentó con una tenue neblina que no impidió el festejo de la oposición.

Festejo prematuro
Desde las 18 hs, la sede de la UCR se comenzaba a llenar de militantes y simpatizantes del frente electoral, Acuerdo Cívico y Social (Frente Cambiemos para Crecer) para conocer los primeros guarismos del escrutinio. En una improvisada sala de cómputos, los referentes del radicalismo comenzaban a recibir los primeros datos de sus fiscales generales de toda la provincia, y comenzaba a crecer la expectativa a medida que se conocían las primeras cifras que favorecían al candidato Costa.

Fiesta radical
Los abrazos y las felicitaciones rodearon a Costa, y los cánticos estallaron. Uno de ellos fue: “volveremos, volveremos, volveremos otra vez a hacer gobierno como en el ‘83”.
Pocos medios estuvieron en el búnker de la oposición, entre los pocos estaban Magna FM y Prensa Libre.
El candidato triunfador decidió no brindar conferencia de prensa y en diálogo con Magna FM dijo que su triunfo “significa un cambio que pide la gente para ser escuchada”.
Para Costa esta victoria se debe a “los miles de jóvenes que quieren futuro y trabajo”, aseguró a la emisora.
Los militantes y simpatizantes de la UCR festejaron este triunfo con caminatas, caravanas, papeles picados y no faltó la cerveza para brindar por un triunfo que no se daba desde algunos años.


PRENSA LIBRE