EL ORDEN DIGITAL

jueves, 28 de mayo de 2009

Padres reclaman que no se negocien los días perdidos
Petitorio contra el paro docente


Varias páginas repletas de firmas de Puerto Deseado acompañan un petitorio dirigido al presidente del Consejo Provincial de Educación Roberto Borselli, y a su vicepresidenta Marisa Oliva. Lamentan que los días perdidos sean "cuantiosos" y requieren la intervención del gobernador.

Desde hace más de una semana, y con una respuesta que superó todas las expectativas, un grupo de padres de Puerto Deseado distribuyó planillas en varios comercios y lugares públicos planteando su disconformidad con los reiterados paros docentes.
"Somos un grupo de padres que a partir de los reiterados días sin clase de nuestros hijos, y con la preocupación que esto significa iniciamos un reclamo mediante nuestra presencia en un medio de comunicación local y ahí descubrimos que muchísimos padres tienen nuestro mismo problema: está en riesgo la educación de nuestros hijos y ya no se está garantizando los 180 días de clase; es más, nuestros hijos padecen las dificultades en el aprendizaje por los días sin clase de los dos últimos años", plantean en la nota.
En otro párrafo señalan que la preocupación aumenta "porque los motivos del reclamo docente van cambiando a medida que pasan los días: primero fue el reclamo salarial, luego la Caja de Previsión Social, se sumó la información sumaria de directivos, ahora la devolución de los días descontados y el apoyo al personal del hospital local". "Todo esto hace suponer que es una lucha difícil de solucionar y el tiempo transcurre perjudicando solamente a nuestros hijos", subrayan.
Los firmantes de la nota solicitan que "en la solución posible no se negocie la cantidad de días de clase porque tal cual sucedió años anteriores y para que "las estadísticas" indiquen que no hay repitencia la situación educativa empeoró porque los chicos pasaron de grado sin tener los contenidos básicos".
El petitorio expone que "la realidad de la localidad se vuelve muy difícil día a día y lo que no se puede entender es la insensibilidad de todos los protagonistas de este problema, y que a diferencia de otras provincias los días sin clase por paro docente en Santa Cruz son cuantiosos y lo que es peor en forma discontinua", para interrogar luego "qué aprendizaje empieza un día lunes y sigue un viernes". "Aquí se demuestra que la educación pasa por "cumplidos" y no por lo que debiera ser, o sea se puede decir entonces que hace casi un mes y medio que no hay clases", reflexionan.
"Señor gobernador: apelamos a su sensibilidad y a la de nuestros dirigentes a nivel provincial porque estamos convencidos de que la solución está en sus manos", finalizan.