EL ORDEN DIGITAL

miércoles, 13 de mayo de 2009

"Hemos ido perdiendo los beneficios que tenía la Patagonia"
La Cámara de Comercio de Puerto Deseado denuncia posible paralización del puerto


Diversas voces se pronunciaron en las últimas horas con respecto a la problemática del sector portuario de Deseado. El presidente de la Cámara de Comercio, Jorge Cis, dijo que en las diversas reuniones que se vienen desarrollando durante esta semana "no estamos pidiendo que la gente salga a la calle ni que corte la ruta, sino que podamos comprometernos y plantear qué vamos a hacer".
"Esta es una crisis mundial que nos golpea al corazón, ya que son empresas internacionales y dependen del dinero internacional", planteó el dirigente, agregando que "no hay mucho tiempo para perder... hay decisiones nacionales que se tienen que tomar, decisiones claves", enfatizó. Cis mencionó que ""hay dos barcos de Arbumasa que quedaron en puerto, un tercero que llega y también va a parar". En este aspecto advirtió que "hay dos barcos de Vieira que fueron vendidos, que son los que le dan de comer a la ciudad, que traían materia prima para trabajar en la planta: el Vieirasa 8 y el Vieirasa 11". "Hay un montón de poteros que también desaparecieron, y de acá a julio, progresivamente no va a haber más nada", recalcó.
El presidente de la entidad comercial, declarada en "asamblea permanente", sostuvo que "de una zafra de tres meses de trabajo no vive un pueblo". "Nosotros nos comprometemos para que las empresas sigan estando en Puerto Deseado y eso es un acto político fundamental para las empresas, para Deseado y para la política argentina", afirmó.
Jorge Cis recordó que "venimos advirtiendo por escrito que esta situación va a pasar" y advirtió que "no esperemos al incendio para ver qué hacemos después". Al caracterizar la situación que podría avecinarse dijo que "si esto se paraliza en julio, cuando vuelva la actividad no va a haber prestadores porque vamos a estar todos fundidos".
En otro tramo de la entrevista, destacó que en Puerto Deseado funcionan alrededor de cuatrocientos ochenta comercios, de los cuales alrededor de cincuenta que son prestadores directos de servicios para el puerto. "De todos modos, todos vivimos del puerto, y entre los propietarios y los empleados, más la gente que trabaja en las pesqueras, este problema puede afectar entre ocho mil y diez mil personas", manifestó.
"Una de las claves para resolver esto son los reembolsos, sea cual fuere el nombre que tengan", dijo, agregando que "los beneficios que tenía la Patagonia se han retirado, el subsidio a las naftas, al gas, a la luz... venimos pagando los platos rotos hace mucho tiempo".
Cis aclaró que este accionar es "un apoyo al intendente y al gobernador, para que venga la gente que corresponda de Buenos Aires y tomen las decisiones que tienen que tomar, porque nos tienen en una bicicleta hace mucho tiempo y no hay manera de llegarles". "Tenemos muchas notas firmadas y recibidas, hace mucho tiempo, y no tenemos respuestas", finalizó.

Alternativas
La concejal Myriam Alonso también formuló algunas consideraciones en medio de la serie de reuniones que vienen realizándose durante la semana. Propuso "no mirar atrás, sino de ayer en adelante".
"Mientras todo funcionó y todos ganábamos dinero, nadie se acordó que esto podía llegar a pasar", expresó, señalando que "nos tenemos que mover todos en función al puerto". "Si hace tiempo hubiéramos buscado alternativas, no hubiéramos llegado a esta situación", razonó, para insistir en que "tenemos que empezar de ahora en adelante".