EL ORDEN DIGITAL

lunes, 18 de mayo de 2009

Aguda visión empresarial sobre los problemas pesqueros y portuarios
"El norte no considera políticamente correcto que haya ventajas para la Patagonia"


A pocas horas de la reunión entre los sectores representativos de la actividad pesquera y portuaria de esta ciudad con autoridades provinciales y nacionales, Carlos Santi, gerente de Patagonia Estibajes, recordó que "año a año venimos diciendo que la pesca iba hacia una crisis inevitable", planteando que "esta vez se aceleraron los tiempos por la crisis mundial, la falta de mercados y la falta de ventas, y llegamos a un punto donde estamos en el final del camino, en el que si no hacemos algo no sólo va a sufrir la pesca sino toda la comunidad de Puerto Deseado".
"Nosotros creemos que hay una crisis, y que una vez que paren los tangoneros Deseado va a sufrir la peor crisis de su historia, si es que no trabajamos en algo que ayude a paliar un poco esta situación", declaró a "Patagoniafishing".
Santi remarcó que "la crisis no nos va a preguntar en que escala salarial estamos sino que nos va a pegar a todos por igual, se van a salvar aquellos que dependan de un trabajo que no esté vinculado a la pesca como la administración pública. No se deja de lado el tema comercial, sino que estamos viendo como hacer para revertir la crisis. Hay tres o cinco puntos que se están debatiendo, y que se están proponiendo a nivel provincial y a nivel nacional. Por ahí cada sector va a tener que pelear o alguna ayuda financiera o algún crédito blando, o alguna excepción de impuestos, pero va a tener que trabajar cada sector, y nosotros dentro del Consejo Pesquero Portuario acompañar cada una de esas intenciones".

Camino inverso
El representante empresario expresó que "del 2005 a la fecha pasamos de manejar el 60% del calamar al 10% en el 2009, y el camino inverso lo hizo Mar del Plata. Ellos pasaron de manejar el 10% de calamar al 80%. Lo que iba perdiendo Patagonia lo iba ganando Mar del Plata, y es algo que tenemos que revertir".
Consultado sobre las posibiles soluciones, insistió en que "una que venimos pidiendo tres o cuatro años atrás, es la Ley de Compensaciones por Asimetrías Regionales (antigua Ley de Reembolsos). La diferencia está en que la Ley de Reembolsos agrupaba a todas las actividades. Eso generaba mucha bronca, sobre todo de la gente del norte porque en esa bolsa iba la actividad minera, la petrolera, ALUAR, porque se pensaba que además de las grandes ganancias que tenían no se les debía considerar una Ley de Reembolsos, a lo cual yo coincido. La Ley de Compensaciones por Asimetrías Regionales contempla que solamente reciban reembolsos actividades productivas como pesca, lana y fruta fina".

Financiación
"Nosotros queremos que vengan todos los legisladores y los secretarios de pesca para que vean que el pueblo de Deseado está atrás apoyándolos, y que vayan a pelear esta ley que nos está haciendo falta. Eso irá acompañado con otras propuestas, que ya estaban en manos del Subsecretario de Pesca, Norberto Yahuar, y de Débora Georgi, del Ministerio de la Producción, que son los 80 millones que anunció Cristina Fernández de Kirchner en Mar del Plata, para financiar la exportación. Hoy, al estar caída la exportación, que se cambie esa figura jurídica y se dedique ese dinero, repartido en todos los puertos pesqueros, hacia una financiación de la producción. Porque si no se vende, ¿qué vamos a financiar?, usemos esos 80 millones que ya están separados para que ayude a la actividad productiva, porque una de las cosas que se ha cortado es el crédito, por lo tanto al no tener créditos algunas empresas ya están parando barcos y otras pararán más adelante, porque no podrán financiar ni el gasoil ni los salarios", puntualizó Santi.

Sacar las retenciones
En este mismo contexto consideró que "otra vieja propuesta de la Capeca y de la CAPIP era sacar las retenciones por exportación, que es un 10% para la pesca. Esa es una cuestión que se puede dar mucho más fácil de la pelea por la Ley de Compensaciones por Asimetrías, porque lo puede firmar el Ministro de Economía. Por lo tanto, si hay voluntad política, y hay una orden de la Presidenta hacia el Ministro de Economía, se puede firmar por un año. Creo que eso es lo más rápido que se puede hacer. Y después deberá intervenir Provincia, los distintos bancos donde se tiene presencia, y lograr alguna financiación para el resto de las actividades, como los talleres navales o los comerciantes".

Al buscar razones para la demora en dar una respuesta por parte de la Nación, Santi opinó que "en la actualidad es incorrectamente político hablar de una ley para Patagonia porque cualquier cosa que salga para la zona va a ser muy resistida por el norte. Pero no nos cansamos de explicar que las mismas razones que llevaron a la Ley 23018, que era la de Reembolsos, a crearla en 1983, hoy sigue estando, porque sigue siendo más caro vivir lejos de Capital Federal. Todo el mundo acá cobra un ítem en su salario que es la zona desfavorable, pero lo desfavorable sigue estando en lo caro del costo de vida. No es lo mismo vivir acá que en Buenos Aires, y en el caso de las pesqueras es igual, no es lo mismo invertir acá que en Buenos Aires".

Próxima reunión en Río Gallegos
En cuanto a la tarea llevada a cabo por el gobernador de Santa Cruz en el tema pesquero, Santi expresó: "lo que sabemos nosotros es que la Ley de Compensaciones Económicas y por Asimetrías Regionales la entregó Peralta en manos a la Presidenta. Ella le da las instrucciones de Débora Georgi, a Norberto Yahuar y al Senador por Santa Cruz, Nicolás Fernández, para que vayan trabajando. El otro compromiso es ir a Buenos Aires con distintos sectores de Puerto Deseado, para ir a tocar estos distintos organismos en los cuales estaría presente el Gobernador Peralta presidiendo esta delegación. También se está armando una gran reunión para el día 28 en Río Gallegos, en la cual estarán los sectores del comercio, los gremios, las empresas de servicios y las pesqueras para buscar soluciones, y debatir los criterios para llevar a Buenos Aires".

Empresas en riesgo
También habló de la situación empresarial, al comentar: "hay empresas que están con mucho riesgo y otras que han vendido barcos de capacidad de 800 toneladas que venían cada 45 días a Deseado, y ese es un movimiento que perdió Deseado, es actividad, es trabajo y es plata que perdió Deseado. Esos barcos los compró Mar del Plata. Es difícil competir con Mar del Plata y por eso insistimos en las leyes para las puertos patagónicos. Los altos costos de combustibles, lo de flete y los laborales hacen que Mar del Plata, a pesar de también tener crisis, reciba golpes menos duros, y es por eso que se apuesta al futuro, porque han comprado dos barcos poteros que salieron de Deseado, y los merluceros de 800 toneladas. Estamos desnudando Patagonia para incrementar los trabajos de Mar del Plata".